Ruta Corta TELENO (2.183 m) y ALTO DEL SESTIL (2.031 m)(Montes Aquilanos)(León)

Monte Teleno

El Teleno. El monte Sagrado. Situada en el noroeste de la provincia de León, con sus 2.183 metros, no sólo constituye la frontera natural para las comarcas de la Maragatería y de la Cabrera, sino que también, ha ejercido desde siempre un magnetismo especial para sus habitantes. Los petroglifos recientemente localizados en sus proximidades dan cuenta de la existencia de cultos indígenas los cuales parecen estar vinculados con el dios Tilenus. Con la dominación romana, es un hecho probado que las divinidades locales pasaron en muchos casos a ser asumidas bajo un nombre mixto romano–indígena. Ejemplo de ese sincretismo es este Mars Tilenus: que era a la vez el dios romano Marte y el dios indígena Tilenus.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO
Llegamos a Filiel (1.115 m) punto de partida de esta semicircular al Teleno. Ya desde la pequeña localidad del municipio de Lucillo podemos presenciar nuestro objetivo del día. Dejaremos el bus en la entrada al pueblo ante la imposibilidad de acceder al mismo por la estrechez de sus calles, tras cruzarlo llegaremos a una especie de plaza, donde también encontramos una fuente, ideal para reponer nuestras cantimploras.
Los primeros pasos los daremos hacia el final del pueblo, muy cerca de la plaza, donde encontramos el desvío por el que definiremos la primera parte de la ruta. Para ir, elegiremos la pista forestal más sureña. Tras tomar la pista hacia la izquierda, cruzamos un puente para continuar.
Continuamos a lo largo de la pista forestal, muy cómoda y sin pérdida. Seguimos un par de desvíos hacia la derecha para proseguir a lo largo de la pista. A nuestra izquierda podemos presenciar gran parte de la Sierra del Teleno. La última parte de este tramo de pista nos regalará la sombra y los hermosos colores de los robles en otoño. Tras superar los primeros 3 kilómetros, llegamos a un desvío, continuamos, de momento por pista forestal, y seguimos un desvío más, hacia la izquierda. La pista comienza a tomar rumbo ascendente, siguiendo varias curvas a ambos lados. La ruta sigue cómodamente, aunque debemos prestar atención a las múltiples opciones que existen, a modo de cortafuegos. Lo más cómodo es avanzar por la pista forestal, a pesar de hacer algunos metros más.
Según vamos ganando altura, debemos estar atentos al desvío hacia la izquierda que nos sacará de la pista forestal por la que vamos. Se ve bastante bien, pero no debemos descuidar nuestra atención. Tras superar unos 5 kilómetros y medio, giramos hacia la izquierda, tomando el desvío mencionado. Dejada atrás la pista forestal, nos adentramos en un ancho y pedregoso cortafuegos. Vamos avanzando, pegados al margen derecho del mismo. Estamos ante la parte más exigente de la ruta, con una ascensión fácil, pero muy pindia!
Superado el cortafuegos, llegamos a una zona más cómoda, donde el desnivel que vamos acumulando suaviza. A partir de aquí, debemos continuar a lo largo de una senda bastante clara e hitada. Se encuentra muy pisada y no tiene ninguna complicación.
La última parte de la ascensión se vuelve pindia de nuevo. La senda es formada por pequeñas y grandes piedras, aunque se encuentra muy pisada, por lo que no ofrece mayores problemas. Una mirada atrás para presenciar las bonitas vistas que nos ofrece la altura ganada (si la meteo nos lo permite). Situados a más de 2.000 m de altura el frío y viento por estas fechas será más latente. Las piedras y la pobre vegetación baja que ahí se encontraran heladas y con una pequeña capa de rocío que nos complicara un poco el último tramo de ascensión, sobre todo a la hora de tener cuidado de no resbalar. Cada piedra será una pista de patinaje !!!.
Tras 8 kilómetros de ascensión, llegamos a la parte alta del Pico Teleno, donde encontramos una gran pedrera. La cima ya es visible, por lo que tan sólo debemos seguir hacia ella, siempre con la precaución de no tropezar por la incomodidad del terreno. La última parte remontará los últimos metros de piedra en piedra.
Cumbre !!!!. Llegamos a la cima del Pico Teleno (2.183 m). Y no nos defraudara, las vistas que nos ofrece esta montaña mítica. Observamos la comarca maragata y la Cabrera, los pueblos de Molinaferrera, Filiel y Corporales, este último al sur, y las montañas de nuestro alrededor, formando la Sierra del Teleno. En la cima, un vértice geodésico, la famosa cruz de hierro, el buzón de cumbre y una placa. Impresionantes vistas!.  Aprovecharemos el buen tiempo para almorzar frugalmente en el mismo vértice geodésico si la meteo nos lo permite e iniciamos el regreso.
Tomamos dirección NW por la arista del Teleno a través de un largo lanchar. Algunos hitos nos indican la dirección. Continuamos por un sendero que perfila el circo entre arándanos, brezos, alguna genciana y genistas hasta alcanzar el alto del Sestil (2.031 m). Llegados a este punto existe dos opciones bien diferenciadas para realizar el retorno al bus situado en Molinaferrera.

Opción Larga: Esta opción será viable si la meteo y el horario acompañan y será realizada por gente con un nivel físico alto debido al kilometraje.
Desde el alto del Sestil (2.031 m) seguirán el cordal (E) descendiendo hacia el collado del alto del palo (1.839 m), aquí sin dejar el cordal y siguiendo la misma dirección (E) llegamos a la Majada del Palo (1.840 m). En este punto se asciende un pequeño desnivel por la cuerda de la cordillera, dejando a nuestra derecha los valles del Abedulal, Peña Mala y Cobayo Pequeño, hasta llegar a la siguiente señal direccional que nos marcara el descenso al valle glaciar del Cobayo Grande. Desde el alto del Cerro de los Cobayos (1.960 m) ya podremos contemplar las lagunas del valle y de nuevo el Valle del Cabrito. Atención a este descenso, ya que es la parte más complicada de la ruta con desniveles que superan el 50%. La senda está marcada con hitos, que cruzan canchales y zonas muy cerradas de genista. Después de recorrer el descenso del valle del Cobayo Grande llegaremos al fondo del mismo, al Arroyo Cabrito (1.340 m), cruzando éste y siguiendo la señal direccional nos llevara a los corrales de las Bouzas (1.330 m), desde aquí solo nos queda seguir la pista atravesando zonas de matas de robles y cruzando los valles que divisamos desde el alto de la Majada del Palo. Sin dejar la comodidad de la pista caminaremos por todo el valle hasta llegar al pueblo de Molinaferrera (1.120 m), punto este donde nos esperara el bus.

Opción Corta: Para l@s que no deseen alargarse en tiempo y kilómetros desde el alto del Sestil giraran dirección (N), bajaran sin sendero evidente y sin hitos que marquen el camino entre los bajos brezales de alta montaña. La bajada es directa, buscando una pista que veremos muy al fondo. A medida que descendemos la elevación del brezal aumenta hasta sobrepasarnos en altura. Este tramo es bastante dificultoso, tratamos intuitivamente de seguir los caminos de los animales o caminar por las zonas más claras. Alcanzamos una terraza artificial que nos ayuda en el último tramo hasta desembocar en la pista (1.540 m), la bajada ha sido importante 648 m (un buen desnivel). Desde aquí el camino es fácil, sólo dejarse caer por la pista la cual nos acerca hasta la Central Eléctrica del Cabrito, para después de atravesar unas construcciones ganaderas (cuidado con los perros) y cruzar el puente sobre el río, proseguimos caminando cerca del lecho del arroyo hasta alcanzar finalmente Molinaferrera (1.120 m), punto este donde nos esperara el bus.
RUTA ALTERNATIVA:
Para esta jornada hay programada una opción alternativa. Visita turística a La capital de la Maragatería (ASTORGA), uno de los lugares más conocidos y emblemáticos de todo León. Con algo más de 11.000 habitantes posee un patrimonio histórico y artístico difícil de igualar, lo que la ha convertido en uno de los lugares más turísticos de la provincia. Destruida y reconstruida varias veces, desde su nacimiento como castro ligur, en ella perviven restos de su esplendor romano mezclados con edificios que muestran su importancia en la época medieval, en la que se convirtió en lugar de paso de la Vía de la Plata y el Camino de Santiago.
Qué ver Astorga
Es tanto el patrimonio que posee Astorga que hay que dedicarle bastante tiempo, os resumimos los más importantes.
Del legado romano se conservan las Termas Mayores y Menores, el Aedos Augusti, templo dedicado al emperador, las cloacas romanas, el Domus del mosaico, antigua casa romana con los bellos mosaicos de los pájaros y el oso, el foso campamental y un puente.
La Ergástula, edificio del foro del que no se sabe con certeza su función, aunque algunos autores sostienen que hacía las veces de cárcel para los esclavos de las minas de oro del Teleno y las Médulas, es desde 1999 sede del Museo Romano.
Iréis descubriendo todos estos enclaves paseando por el recinto amurallado de Astorga, sólo el puente romano queda fuera, para verlo tendréis que salir por la Puerta del Rey y seguir unos metros en la dirección de la carretera Astorga-León.
Si lo que os interesa son los edificios religiosos, la visita también la podéis realizar sin salir del recinto amurallado.Destacan el Santuario de Fátima, cuya fachada conserva cuatro capiteles románicos, la Capilla de la Vera Cruz, del siglo XV, y a su lado la Iglesia de San Francisco y Convento de los Padres Redentoristas, que data del siglo XIII pese a que la fachada es del XVII en ella encontraréis las tumbas de las familias nobiliarias de la ciudad. La Iglesia de San Bartolomé construida a finales del siglo XI ha sufrido sucesivas intervenciones, no quedando apenas nada de su origen románico pero su importancia reside en el papel histórico que ha desempeñado, ya que en ella se reunía el Concejo de Astorga desde el siglo XIV al XVIII. Al Seminario Mayor, de estilo Herreriano, se añade un nuevo cuerpo en el que colaboró Gaudí, que se encontraba entonces en Astorga trabajando en el Palacio Episcopal.
La Plaza Mayor, levantada en el lugar que ocupaba el antiguo foro romano, del que se pueden visitar los restos en el subsuelo, data de finales del siglo XVII, al igual que el edificio del Ayuntamiento. Este edificio es uno de los más destacados ejemplos del barroco civil en León, tiene dos torres gemelas, un gran balcón de forja y lo corona el reloj en el que, dos autómatas con trajes regionales maragatos, dan las horas. En los soportales de esta plaza se esconden pequeños tesoros, como la botica de Primo Núñez, construida en 1770 y que es una de las más antiguas de la provincia. De la bonanza económica de la ciudad a principios del siglo XX quedan muestras en varios edificios modernistas, el más destacable la Casa Granell, está situada a la salida de las murallas por la Puerta del Rey.
Para los que disfrutáis con los museos, en Astorga podréis visitar el Museo de la Catedral, el Museo de los Caminos y el Museo del Chocolate. Está previsto convertir en museo la Casa Panero, donde nacieron y vivieron los poetas Luis y Leopoldo Panero.