Urizaharra Samaniego por SAN LEÓN (1.223 m) (Araba)

???????????????????????????????

Al sur del municipio de Peñacerrada-Urizaharra, entre los conocidos puertos de Herrera y Ribas de Tereso, se alza el sector más discreto de la Sierra de Toloño/Kantabria. Su estampa, por no ser tan abrupta, pasa desapercibida en el conjunto de la cadena montañosa y, quizás por ello, guarda más celosamente sus secretos, algunos de los cuales vamos a visitar en las presentes rutas.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA:

Perfil del Recorrido

  • Mapa:

Mapa de las dos Rutas

ITINERARIO
Damos comienzo esta travesía en el pequeño pueblo de Peñacerrada-Urizaharra (755 m), perteneciente al territorio histórico de Alava y dentro de la cuadrilla de Campezo-Montaña Alavesa, el autobús nos dejara en la carretera de acceso al puerto de herrera A-2124 en la salida del pueblo, nos dirigiremos en dirección S por la calle Santa Eulalia, tras dejar atrás las casas del pueblo cruzaremos la carretera A-3126 hacia una pista de tierra que esta de frente y nos lleva directos hacia un pabellón solitario en medio de un sembrado de trigo, ahora caminaremos en dirección SE por pistas de tierra entre las parcelarias, así caminaremos durante 3 km hasta llegar al pueblo de Montoria (805 m), este pueblo por su situación estratégica le hizo ser un pueblo importante en la Edad Media, por facilitar el acceso a la Rioja a través del puerto de Herrera.
Desde la iglesia de San Miguel, muy modificada en el s. XVIII, se cruza la localidad por la c/ Real rebasando la vieja fuente y un gran abrevadero. Se deja el pueblo atrás siguiendo una apacible pista flanqueada de avellanos que discurre por el fondo del modesto valle en dirección Sur. Al poco de cruzar un arroyo se presenta una bifurcación (820 m), punto este donde se separan las dos rutas.
Para l@s que deseen realizar un recorrido más largo y un poco más duro tendrán que optar por el sendero que va hacia la dcha… “ Recordaros que hasta este punto las dos rutas son comunes”. En la intersección hay un poste indicador. A la izquierda sigue el Barranco de la Mina “Alternativa Fácil 1,5 km 30’ Mina de Carbón”, mientras que a la derecha lo hace el del Puerto “Atxabal 1,5 km 35’”, dirección a tomar. Así, con rumbo suroeste, avanzaremos por un buen camino flanqueado a ambos lados por la espesa vegetación con abundante avellano, en la que se deja notar la humedad del arroyo que llevamos a nuestra izquierda. Poco a poco, el hayedo se va haciendo dueño del entorno, mientras al fondo se dejan ver en algún momento los peñascos de la cresta NW de Atxabal. A los 800 metros del anterior cruce, nos situamos ante una nueva bifurcación. A la izquierda sale un ramal que cruza el arroyo junto a una pequeña esclusa para la toma de aguas. Sin hacer caso de él, seguimos a la derecha tal como indican las marcas blanco-amarillo del PR-A 78 que venimos compartiendo desde Montoria. Sumidos completamente bajo el hayedo, la alfombra de hojarasca se eleva en moderado 9% para ir girando rumbo oeste, siempre con el arroyo a la izquierda, y abocar en un nuevo cruce. Hay que girar a la derecha. El terreno se nivela y, en 170 metros, salimos al camino que viene del Puerto de Ribas (960 m). Por la derecha sigue el camino que en 930 metros conecta con el Puerto de Ribas. Nuestra ruta, por el contrario, gira prácticamente 180 º a la izquierda, tal como indican las marcas blanco-amarillo del PR-A 78. En acusado ascenso del 16%, alcanza a los 200 metros una primera derivación a la derecha, que no tomamos, y 60 m. más adelante llega al Puerto de Osluna (1.000 m).
Este paso, uno de los utilizados antiguamente para franquear la Sierra, en la actualidad se reduce a un pequeño resquicio en el cordal por el que un cerrado sendero permite descender, no sin cierta dificultad, hacia el sur. Al no presentar indicios de tránsito, prácticamente pasa desapercibido. Sin embargo, para nosotros va a ser un importante punto de referencia, ya que es el momento de abandonar el ancho camino por donde transcurre el PR-A 78. Para ello, giramos a la derecha y entramos en el pasillo que une realmente las dos vertientes. A los 40 metros, en el mismo punto de inflexión, un hito o cairn, situado a la izquierda, indica el inicio del mínimo sendero que asciende entre apretado bojarral y toma el cordal siguiendo rumbo sureste. Estamos en la línea de cresterío y pronto llegamos a una txabola-refugio de cazadores con el puesto de tiro en su techo. Proseguimos por el senderito trazado en el cordal y al poco llegamos a otro puesto situado ante un desafiante tramo de roca, cuya imagen desde allí ofrece serias dudas sobre su razonable acceso. Sin embargo, pronto comprobaremos que, con un poco de cuidado, se deja trepar con facilidad. Además hay colocada una soga que puede servir de ayuda en el caso de que la roca se encuentre mojada. A mitad de la arista encontramos el puesto de caza nº 20 de Osluna. Enseguida superamos el afilado escollo para situarnos en una zona más plana. El sendero a veces parece cerrarse entre el tupido bujedo, pero siempre se abre paso sin gran problema. De esta manera, entramos de nuevo bajo el hayedo y, algo más adelante, alcanzamos una bifurcación escasamente notoria. Por la izquierda llega el sendero que sube directamente desde la pista por la que discurre el PR-A 78, que hemos dejado en el Puerto de Osluna y que conecta, siempre entre el hayedo, con el de Herrera por la falda norte de la montaña. Para seguir esa opción y evitar el cresterío habría que continuar por la referida pista un tramo de 400 metros hasta alcanzar su punto más elevado (señalizado con un hito o cairn) y abandonarla ahí para girar a la derecha afrontando un durísimo repecho por el hayedo que conecta con el Punto en el que nos encontramos, de una u otra forma, ahora seguiremos de frente un bello sendero que evita la intransitable línea pura de cresta. Aparecen variopintas marcas en los árboles, lazos de diversas madres y algún discreto cairn que corrobora la buena marcha. Al final, tras un fuerte repecho, se alcanza definitivamente la cumbre de Atxabal (1.168 m). Atxabal es sin duda una de las cimas más escondidas de toda la sierra. Dos exiguos peñascos la definen vagamente entre el espeso hayedo con boj. En el más elevado, al que si vamos en grupo hay que encaramarse por turnos. Para continuar vamos a seguir el cordal sin variar la componente sureste que mantenemos desde el Puerto de Osluna. Hasta hace poco tiempo se encontraba muy cerrado este tramo, pero un reciente desbroce lo hace perfectamente transitable. Así, vamos pasando por los diversos puestos de caza, cuya numeración en sentido descendente se halla señalizada con pintura de manera grotesca en árboles y rocas, hasta alcanzar la Sima de Atau (1.050 m). Se trata de una profunda sima abierta entre el hayedo, cuyas verticales paredes muestran bellos coloridos en acusado contraste con la vegetación y la hojarasca. Con sumo cuidado, es posible descender al fondo y así participar de una manera más intensa de sus secretos y oquedades. Tras la visita, continuaremos unos metros más el sendero para alcanzar el Puerto de Atau (1.076 m). Nos encontramos en otro de los pasos que han permitido a lo largo de los siglos superar la gran barrera que constituye esta sierra y que, hoy día, se ven reservados a senderistas, montañeros y cazadores. Hemos conectado con el camino antes mencionado, que comunica los puertos de Ribas y Herrera y coincide en este tramo con el sendero PR-A 78. Aquí se presentan varias opciones, o bien continuar el rumbo sureste hasta alcanzar pronto el Puerto de la Rosa (1.115 m) o ascender directamente a la Peña del Medio o Cocinas (1.181 m) por el hayedo por una senda bien definida.
El Puerto de La Rosa (1.115 m), antiguo paso entre ambas vertientes de la Sierra y que recibe este nombre por el Santuario de Nuestra Señora de la Rosa, ubicado al sur. Podemos ver un mojón con el escudo y siglas de la Diputación Foral de Álava sin placa alguna. A la derecha (norte) observamos una gran dolina y un camino que conduce a Montoria. Por la izquierda (sur) vamos a continuar luego, pero en primer lugar deberemos alcanzar la cercana cumbre de Cocinas (1.181 m), situada enfrente y completamente cubierta por el hayedo. Para ello seguimos de frente la pista durante unos metros y la abandonamos enseguida desviándonos hacia la izquierda. Hay que remontar 86 metros de desnivel por el hayedo sin senda bien definida, pero progresando fácilmente sobre la hojarasca, hasta dar con el punto culminante. Un curioso buzón, escondido entre el hayedo, señala esta cumbre que no ofrece vistas panorámicas. Regresamos, más o menos por el mismo camino, hasta el Puerto de La Rosa, desde el puerto giramos a la dcha… Continuamos de frente y, tan sólo 90 metros después, unos cairns situados a la Izq…, además de marcas de pintura en un haya, indican la desviación a Zerraluntza. Dejamos la ancha pista para desviarnos a la Izq… por un sendero dibujado en la hojarasca y señalizado con marcas de pintura roja en las hayas, que asciende en primer lugar hasta un collado, donde encontramos un puesto de caza con el letrero VI- 10149 Los Cerros 9. Seguimos las marcas hacia la derecha que, en un último tramo de duro ascenso aferrándonos al boj, nos sitúan en la cumbre. El reducido espacio cimero se halla coronado por un curioso buzón con forma de porrón de vino con placa de “Sustantzieroak” fechada el 19-7-98. Su destacable prominencia, le dota de una panorámica inmejorable, tanto del entorno próximo como lejano. Aunque 29 metros más bajo que San León, es el mirador estrella de la ruta. Una cima de esas para disfrutar, saboreando la intimidad robada a aquél por las antenas. Descendemos por el mismo camino desandando lo andado hasta el Puerto de la Rosa, por donde ahora vamos a tomar rumbo sur en descenso. El comienzo del camino se reduce en la actualidad a un sendero entre la vegetación invasora, flanqueado por hayedo, carrasca, y quejigo, hasta llegar al pinar de repoblación. Al poco surge una bifurcación en la que hay que seguir hacia la derecha (la senda de la izquierda nos llevaría de regreso al Puerto de Herrera sin pasar por el Santuario de La Rosa). Así entramos en el Término Municipal de Ábalos, perteneciente a La Rioja, y vemos a nuestros pies las pistas que, desde Ábalos llegan a las ruinas del mencionado Santuario de la Virgen de La Rosa. El camino, ya entre el pinar, se va ensanchando y toma rumbo sureste para salvar los verticales escarpes de la peña. Luego pronuncia un marcado giro a la derecha y, pasando junto a una antigua nevera situada a la izquierda del camino, llega al Santuario (910 m). Cuenta la leyenda que hacia el siglo XVII un pastorcillo, mudo de nacimiento, vio en pleno invierno una rosa en medio del prado. Al ir a arrancarla recuperó de pronto la voz y bajó presto al pueblo para contarlo. Los lugareños subieron y, excavando en el lugar donde había aparecido la rosa, encontraron una talla de la Virgen, pensando que había sido escondida en tiempos de la invasión musulmana. Se fundó una cofradía y se levantó el Santuario, destruido al parecer en la Primera Guerra Carlista.
Retrocedemos unos cientos de metros “volver a ganar altura unos 50 m hacia el Puerto de la Rosa”, aquí sale a la dcha un sendero entre la vegetación el cual tomaremos y que transita por el llamado Cerro de San León, entramos en el bosque de pinar de repoblación, con abundante carrasca y boj, sin perder altura y por debajo de los paredones de la sierra llegamos a una pista ancha (970 m), giramos a la izq… en sentido ascendente. Tras describir un par de curvas, para salvar mejor el importante desnivel, llegamos a una gran antena (1.055 m). Pasamos a su lado, dejándola en el lateral izquierdo de la pista. 200 metros más adelante, cuando estamos a punto de salir a la carretera del Puerto Herrera en su descenso hacia la Rioja, vemos un camino de reciente construcción que parte hacia la izquierda. Giramos por él a la izquierda, en fuerte ascenso, evitando de esta forma el hacer el último tramo por carretera. Al llegar a la carretera, ya en el alto del puerto de Herrera, se ha de tomar una pista embreada que asciende a la derecha. Tras describir un par de lazadas alcanza un edificio vallado de transformación de la antena de la cima (1.170 m). Desde aquí se continúa por una estrecha escalinata con un barandado de madera que supera zigzagueando los últimos resaltes antes de alcanzar la rocosa cima del monte San León, coronado por un mastodóntico repetidor (1.228 m), desde la cumbre el resto del camino a Samaniego vuelve a ser común.
CONSEJOS para l@s más andarines:
Desde el puerto tenemos la posibilidad de visitar la Cumbre de Eskamelo (1.292 m), situada tras la Peña El Cuervo y Dehesa Roque, de la que nos separan 1.260 metros de afilado cresterío y un desnivel de 200 metros. Se trata de un breve recorrido, pero en absoluto cómodo y hasta peligroso si no estamos habituados a semejantes andurriales, en que se invierten 40 minutos de ida y otros tantos de regreso. Del mismo collado también sale un camino hacia la Izq…, oeste, que se dirige al Puerto Herrera y Ábalos atravesando el monte Matikal por los hayedos de su ladera sur. Tomando éste, llegaríamos en 180 metros a la Fuente El Mayordomo que, situada a 1.100 metros de altitud, bien puede considerarse como el nacimiento del Río Inglares.
De cualquier forma, tanto si hemos visitado Eskamelo, como si hemos probado el agua de la citada fuente, hemos de proseguir la ruta trazada hacia Samaniego y para ello seguiremos el trazado descrito en la ruta alternativa ya que desde aqui el camino hasta Samaniego es común.