Ruta Alternativa VALLE MEDIO DEL ARLANZA (BURGOS)

Covarrubias

Las revueltas que el río Arlanza se marca poco antes de alcanzar la localidad burgalesa de Covarrubias son un lío de precipicios y paredones calizos sobre los que prospera uno de los más extensos sabinares de España. Un paisaje de tintes épicos y misteriosos en el que se descubren ruinas venerables y leyendas que hablan acerca de la independencia del condado de Castilla. Por si esto fuera poco, lamiendo sus meandros se hallan las ruinas del otrora poderoso monasterio de San Pedro de Arlanza y, más arriba, las de la primitiva ermita de San Pelayo.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO PREVISTO
La ruta alternativa que proponemos consiste en recorrer parte de la sierra del Gayubar en travesía desde Contreras hasta Covarrubias por del valle medio del Arlanza, visitando el barranco de la Estacada y las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza y la primitiva ermita de San Pelayo.
Partiremos desde Contreras (1.051 m). Para ello, debemos salir por la carretera de Soria. A la altura del pueblo de Barbadillo del Mercado, tomamos el desvío por la derecha que se dirige a la población de Contreras.
Saldremos del pueblo caminando en dirección (W) siguiendo las marcas del GR-82, transcurridos 1 kilometro y medio dejaremos el GR para tomar el desvió a la dcha por el camino que nos lleva a las tenadas de Valdelacasa (1.080 m), una vez en los llegados a las tenadas nos encaminaremos hacia el profundo desfiladero del Cordillón siguiendo el arroyo de la Estacada. Hay un caos de piedras desprendidas, pero lo pasamos despacio sin peligro pero con prudencia, una vez fuera del barranco enlazaremos con el rio Arlanza para remontar rio arriba su cauce en busca del puente de La Viña (903 m), una vez es este punto, cruzaremos el puente y caminaremos con mucha precaución por un tramo de la carretera asfaltada BU-905 (1km +-) hasta el cruce izq… el cual tomaremos para visitar las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza y de la Ermita de San Pelayo (fachada meridional) y situados en lo alto de un peñón, desde ella se divisan unas fabulosas vistas del río Arlanza.
El Monasterio benedictino de San Pedro de Arlanza está considerado como “Cuna de Castilla”. Y uno de los cenobios más impresionantes que tuvo la Castilla Condal. Se trata del lugar elegido por el primer conde independiente de Castilla, Fernán González, para su enterramiento. Aquí estuvieron enterrados el conde y su esposa Sancha por deseo propio, hasta su traslado a la Colegiata de Covarrubias en 1841. Por un camino que atraviesa un frondoso bosque de encinas, sabinas y carrascas, se encuentran las ruinas de la ermita de San Pelayo o San Pedro el Viejo de Arlanza. Por desgracia, el estado actual del monumento es de completo abandono. No existe cubierta y el interior está cubierto de maleza y escombros. Este es el edificio primigenio del monasterio de San Pedro de Arlanza.
Tras la pertinente visita de ambos complejos históricos emprendemos el camino hacia el bonito pueblo de Covarrubias (895 m) el cual visitaremos tras dar por finalizada esta bonita travesía.
Una de las curiosidades de esta pequeña población castellana son sus orígenes que se remontan al siglo X cuando el primer conde de Castilla, Fernán González y su hijo, el conde García Fernández convirtieron Covarrubias en la capital del primer Infantado de Castilla.
NOTA: Esta travesía no es difícil pero si algo dura ya que se transita por terreno algo incómodo sobre todo en su tramo intermedio a su paso por el desfiladero del Cordillón.