Ruta Alternativa TELLAMENDI (834 m) y BESAIDE (555 m)(Bizkaia/Gipuzkoa)

Besaide

En la confluencia de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa se extienden la sierra de Aramotz y los montes de Urkiola, Anboto y Udalatx. También son conocidos como los montes del Duranguesado. Por su altitud no pueden ser tomados por gigantes de la montaña, pero conceden un aspecto alpino a municipios como Aramaio, Abadiño o Mañaria. Hablamos de un territorio muy del gusto de la afición montañera, en su mayor parte encuadrado en el parque natural de Urkiola. Anboto, Udalatx, Ipizte, Orisol, Mugarra, Untzillatx… montes de renombre a los que se añaden parajes mágicos como Jentilzubi.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO PREVISTO
La ruta nace en el Santuario de Urkiola, situado en el puerto del mismo nombre, caminamos hacia los aparcamientos más altos. Una vez sobrepasado el último parking se puede iniciar el ascenso siguiendo la pista forestal correspondiente (Izq), o bien ir campo través para coronar el monte Urkiolamendi (1.008 m) y descender para retomar de nuevo la pista original en las campas de Arluziaga o Azunte.
COLLADO DE AZUNTE
Por la otra vertiente iniciamos la bajada al visible collado de Azunte con la famosa fuente de Pol-Pol en sus inmediaciones. En collado encontramos unos carteles indicadores tomando dirección ?Zabalandi? por ancha pista de piedrilla (GR 123).
Al llegar a la base del Anboto (1.331 mts.), donde otro cartel indica el inicio de su subida (35 minutos a esta cumbre desde aquí), nosotros seguimos de frente sin dejar el sendero balizado del GR, desde aquí iniciamos un ligero descenso al collado de Zabalandi, primero por firme herboso y más tarde por un clarísimo sendero que enlaza abajo con la ancha pista que viene de Otxandio. Tomamos por ella a la izquierda. En este punto vemos el Ipizte (1.057 mts.) frente a nosotros y la alargada loma del Orisol a la derecha.
COLLADO DE ZABALANDI
Tras un fuerte descenso llegamos a un primer refugio de color azul y blanco. Más adelante llegamos al collado de Zabalandi, bajo el imponente Anboto, y donde se ubica otro refugio. Asimismo, las vistas hacia el altivo y tricimero Udalatx (1.117 mts.) son magníficas, sin dejar la amplia pista emprendemos un ligero descenso entre un pinar. La Cruz de Tellamendi destaca (de frente) sobre el arbolado. Un corto repecho y pisamos el alto del Tellamendi (834 m) también llamado Belamendi, donde vuelven a coincidir las tres provincias. Es un excelente mirador del Udalatx y de la cresta del Anboto con fuerte caída sobre Arrasate y Aramaio. La Cruz es nueva pero tiene una larga historia. La original fue consagrada el 15 de septiembre de 1935. Aguantó la guerra civil para ser dinamitada el 1 de enero de 1977. Sus hierros se aprecian junto al buzón.
A partir de la cima del Tellamendi la excursión cambia de escenario, descendemos al collado de Lurgorri atravesado por un carretil minero para subir a la cima del mismo nombre (Opcional). Es un promontorio calizo fácil de ascender, coronado por un buzón antiguo sin chapa. Continuamos el descenso por el hayedo que cubre la ladera de Lurgorri. Señales de GR nos guían. Es pendiente y está cubierta por una capa de hojarasca húmeda, ideal para resbalones y costaladas. Una vez en el collado tenemos la opción de ascender (pista de enfrente) al Larrabil, cima menor y sin vistas también es una cima opcional
Una vez situados en la pista principal y sin dejar las marcas rojas y blancas del GR 123 alcanzamos los paneles informativos y la fuente de Betsaide (555 m). Luego, tras una curva, aparecen los monumentos del collado de Betsaide. El inferior es más moderno. El antiguo ocupa lo alto de una loma en el punto donde coinciden Bizkaia, Álava y Gipuzkoa. Fue erigido el 30 de octubre de 1955 por iniciativa de Ángel Sopeña, miembro del Club Deportivo desde 1915 y vicepresidente de la FEM, José Luis Sopelana y un grupo de amigos conmocionados por el fallecimiento de cinco montañeros vascos en el Mont Blanc en 1953. Cerca de allí, escaleras abajo, hay otro monumento construido en 1990 por el artista japonés Yoshin Ogata. Actualmente, el tercer domingo de septiembre se celebra un acto en recuerdo de montañeros fallecidos en el monte.
Tras el pertinente disfrute del lugar emprendemos el último tramo para llegar al destino final y para ello usaremos el sendero balizado PR GI-96. Este recorrido une Udala y Besaide mediante dos senderos diferente. Girando a la derecha, pasando por la fuente de Besaide, sigue adelante por el sendero denominado “Beheko birie”. Tras numerosos ascensos y descensos llegamos a Iñustegi, donde se unen los dos caminos, “Goiko birie” y “Beheko birie”, seguimos recto para salir a la carretera asfaltada de acceso al barrio de Udala. En este barrio de ambiente rural esta la iglesia de San Esteban, situado a las faldas de Udalatx. Su techo fue construido en 1609 por el maestro cantero Juan Bautista de Salturri, mientras que el gran altar mayor en 1763 por Antonio Antia y Manuel Olarán.