Ruta Alternativa SIERRA DE ARALAR (NAFARROA)

Sierra de Aralar

Hace muchísimos años que el aullar del lobo no se escucha en los bosques y prados de Aralar, así que las ovejas campan a sus anchas, como lo han hecho desde hace cientos de años, acompañadas por el tintineo melódico de las esquilas. Hayas, robles y encinas conforman los bosques, mientras que la roca caliza se eleva hacia el cielo dando cuerpo a las cimas de la sierra de Aralar: Txindoki, Ganboa, Balerdi, Ttutturre, Puttarri, Intzako Dorrea… Mirando sus perfiles agudos y dolorosos no es de extrañar que la diosa Mari eligiese estos lares para vivir.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO PREVISTO
La ruta alternativa de senderismo que proponemos consiste en recorrer en travesía algunos de los hermosos pueblos, bosques y zonas de pastos de Aralar, tras un primer esfuerzo toca recuperar el aliento y disfrutar de la belleza que nos rodea, penetraremos en sus hayedos para descubrir la fisonomía de su vigoroso relieve antes de realizar el cómodo descenso hasta Lekunberri.
Comenzamos desde Errazkin pero 15 min más tarde que l@s componentes de la ruta montañera. El pequeño de Errazkin (410 m), aunque situado geográficamente en el valle de Araitz, administrativamente pertenece al de Larraun. Sus enormes casonas se arraciman en torno a la iglesia de San Martín de Tours, junto a la cual comenzaremos nuestro itinerario.
De la parte más elevada del pueblo parte entre sus últimas edificaciones una pista cementada que pronto adquiere fuerte inclinación. Al cabo de 5 minutos dejaremos a la derecha el depósito de agua y continuaremos por la cinta de cemento hasta su conclusión.
Un paso dispuesto en la alambrada nos permite abordar el inicio de un sendero que acomete el ascenso por los pronunciados desniveles de Malloak. Enseguida dejamos a la derecha una fuente. El camino asciende siguiendo un trazado que va ganando altura con la sabiduría de las viejas rutas de nuestra montaña.
Cruzamos una langa metálica y seguimos superando las lazadas de un sendero que fue en tiempos pasados uno de los más utilizados por los rebaños para alcanzar los pastos altos de Aralar. Ya más arriba, se nos cruza en el suelo del camino un cable metálico. Es el testimonio de las numerosas sirgas que eran usadas hasta hace unas décadas para el transporte de los fardos de hierba desde las laderas altas de Malloak hasta los caseríos del valle.
Tras cruzar el cable llegamos a una curva pronunciada. Aquí abandonaremos el sendero principal, que marcha al encuentro del collado de Beluta (920 m). Ascendemos unos metros hasta encontrar, entre unas pequeñas hayas, una fuente. Junto a ella arranca un tenue sendero en dirección Oeste que va ganando altura de forma progresiva faldeando la ladera herbosa. Llegamos así hasta un raso sobre un contrafuerte rocoso. Los horizontes se amplían de forma espectacular: el valle de Araitz se hunde bajo nuestra vista, al tiempo que los horizontes se cierran de forma abrupta en la muralla de la sierra. Seguimos avanzando manteniendo las sendas paralelas abiertas por los rebaños en la ladera. Nuestra referencia ahora es un promontorio que, como una proa de barco, apunta hacia el valle.
Una vez situados en el collado Belatuko Langa (930 m) bordearemos la cima del Gaztelu (1.085 m). En Euskera, Gaztelu significa “Castillo”, y no son pocas las cimas que ostentan este nombre, normalmente porque, o bien se asemejan a una fortaleza natural, o existió o se piensa que existió algún tipo de fortín en su cúspide. Nos hallamos ahora ante el primer caso siendo la cima del Gaztelu una muralla calcárea. Este recorrido que proponemos no ascenderá a esta muralla pero si la bordeara para visitar las bordas de Errazkin (1.050 m). Desde Belatuko Langa (930 m) tomaremos el sendero (SW) que se adentra en el hayedo, este hayedo puede resultar confuso, especialmente con niebla. Por ello resulta conveniente seguir el camino que da paso a la cuenca de Prantzes erreka para llegar a las bordas de Olatxiki o Errazkin (1.050 m), una vez en ellas realizaremos un merecido descanso, la tranquilidad convierte este paraje en un lugar idílico para aquellos que disfrutan del silencio y la naturaleza. Tras el merecido descanso emprendemos el regreso al collado Belatuko Langa (930 m), tomaremos el sendero (NE) que se adentra de nuevo en el hayedo, un sendero bien definido nos vuelve al collado sin muchos contratiempos.
Una vez situados en el collado giraremos a la dcha (E) para emprender un cómodo descenso por un amplio camino. El itinerario deja cerca el repetidor de la cota de Dolboa (895 m) y alcanza el paraje de Izarrite (880 m), echamos una mirada atrás y veremos que desde este paraje es donde se empieza a gestar el corte rocoso de Malloak. Estamos realizando un cómodo descenso por el camino Postaran, la tierra pasa a ser hormigón e incluso asfalto ya en el pueblo de Baraibar (625 m). Sin dejar la orientación (Este) y tras dejar atrás la pequeña localidad caminaremos por la pista que enlaza las localidades de Iribas y Baraibar, unas marcas de GR y PR (Blanco, Rojo y Amarillo) nos delatan la orientación y sentido correcto. Llegados a Iribas (620 m) el asfalto se apodera del resto del recorrido, sin dejar las marcas de los GR y PR  pero con precaución caminaremos por la carretera NA-7504 que nos lleva sin perdida y tras escasos tres kilómetros hasta el centro de Lekunberri (570 m), dando por terminada esta travesía.
Lekunberri fue una localidad fronteriza, que constaba de palacio y torre defensiva. Toda su historia ha estado marcada por los constantes ataques tanto de los castellanos como de guipuzcoanos y franceses. Parece ser que su nombre proviene de un hecho histórico bélico, ya que Lekunberri, «sitio nuevo», fue arrasado y reconstruido en varias ocasiones. El primer incendio destructor fue en 1430, donde ya se describe la existencia de una fortaleza. De la localidad parten numerosas rutas de gran interés, como la Vía Verde del Plazaola, que recupera el antiguo trazado del tren que unía Pamplona y Donosti-San Sebastián.
NOTA: Tras la pertinente visita y disfrute de Lekunberri el bus recogerá a l@s componentes de esta travesía en la oficina de turismo sita en la estación de Plazaola.