Ruta Alternativa SENDA FLUVIAL Y ALTOS DE ALISAS (Cantabria)

Altos de Alias

Desde su nacimiento hasta su desembocadura el río Miera y sus afluentes vertebran el territorio, uniendo hábitats naturales como las turberas y tremedales y los hayedos con acebo de montaña; los bosques de galería formados por sauces y alisos en la ribera fluvial, los robledales y los pastizales del curso medio del río; los brezales costeros con Erica vagans, los pastizales salinos de Spartina del estuario o las dunas embrionarias, dunas blancas y dunas grises, formadas por la acción del viento y el oleaje sobre los sedimentos aportados por el río Miera en su desembocadura.
A lo largo del recorrido es posible observar muchas de las construcciones del siglo XVIII que, al amparo del transporte de madera por el río Miera fueron construidos en la localidad, como los caminos encachados, los diques y la canalización del río, el conocido como Puente Romano, el Crucero de Mirones y el mismo caserío de Mirones, gran parte del cual data de este siglo.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO
Si no deseamos subir al Porracolina tenemos preparada una bonita ruta alternativa.
Comenzamos en el pequeño barrio de Rubalcaba (120 m), perteneciente al municipio de Liérganes. Rubalcaba era el símbolo de la más añeja nobleza, una de las fuentes principales en las que bebe la nobleza de todo Liérganes. Ser un Rubalcaba era en todo Liérganes señal de antigua nobleza.
El bus nos dejara junto a la casona de Miera-Rubalcaba. La casa, o al decir de los habitantes del lugar, la casona de Miera-Rubalcaba es una magnífica construcción de sillería, mandada edificar por Felipe García de Miera Rubalcaba y Velasco a principios del siglo XVIII. Levanta dos pisos, llamando la atención sus arcos en el inferior y el gran escudo junto al balcón en esquina en la superior.
Cruzamos la carretera y vamos directos hacia el puente de Rubalcaba. Construido sobre el río Miera en la segunda mitad del XVII, consta de dos arcos de medio punto de tamaño desigual y perfil de “lomo de mula” con “su bajada dulce y con buena gracia”. Forma un conjunto con el molino y la ermita (que sacraliza el lugar de paso). La Ermita de Santa Maria de la Blanca se empezó a construir probablemente en 1690. Destaca la monumental fachada, íntegramente de sillería, rematada por una espadaña de dos pisos.
Tras cruzar el puente sobre el rio miera y dejado atrás las casas solariegas de Rubalcaba giramos hacia el (E) dcha…, tomamos el camino balizado (PR-S24) que sigue por la orilla derecha (en el sentido geográfico) y sigue el valle, a la izq… dejamos el área de recreo de la isla. El camino carretera sube a los barrios de Angustina (170 m) y Extremera (250 m). Una vez llegados al barrio de Angustina (170 m) tomaremos el sendero o senda fluvial del rio miera. Este sendero remonta el rio Miera siguiendo el valle hacia la aldea de Mirones (180 m), transitamos por un bonito sendero por debajo de la peña Yagos dejando a la izq… el Barranco del Recuvillo, una vez llegados a Mirones giramos a la izq… para llegar al “Barrio La Vega”, una vez aquí tomamos (NE) una pista hormigonada y empinada que dando paso a un camino asciende sobre la margen derecha del barranco de los Yagos conduciendo al collado (625 m) entre La Mesa (701 m) y Garma (708 m), desde el collado podremos realizar una corta y fácil ascensión a ambas cimas, cimas estas que son opcionales.
Desde el collado entre las cotas de La Mesa (701 m) y Garma (708 m), seguiremos en orientación (S) dejando algún desvío secundario y manteniendo una altitud regular, tras un buen rato, se alcanza una bifurcación en la que de momento dejamos la pista principal, subiendo a la derecha para alcanzar la divisoria Asón – Miera. Hemos llegado a El Braneu (660 m.) desde donde vemos el Valle del Miera, sobre el que destaca la masa caliza del macizo de Las Enguinzas. Con visibilidad buena, al fondo asomarán las cumbres de la Cordillera Cantábrica: Cordel, Peña Sagra, Peña Prieta…
Tras bordear la pequeña loma del Picón (689 m) por su derecha, cambiamos de orientación (E), ahora toca ir descendiendo hacia la pista principal, aquí tomaremos el sendero de Pequeño Recorrido (PR-S11) las Cabeceras de Alisas que nos permite conocer este entorno mediante un itinerario de 12 Km. de longitud con inicio y llegada en Bustablado (240 m). Tras un tramo de revueltas muy pendientes, regresamos a otro de los barrios de Bustablado, el Avellanal. Por un acceso asfaltado, bajar entre las desperdigadas viviendas hasta el parking donde está situado el bus.