Ruta Alternativa PEÑA SALGADA (1.984 m) P. N. de Somiedo (Asturias)

salgada (7)

La ruta alternativa propuesta será más corta y con menos desnivel pero se ascenderá a uno de los picos míticos y emblemáticos de esta zona, muy conocido y ascendido por montañeros “la Peña Salgada” hasta esta cima el itinerario es común para las dos rutas.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

Perfil del Recorrido Ruta Alternativa Peña Salgada

 

    • Mapa:

Mapa y Waypoints Ruta Peña Salgada
ITINERARIO
Desde el Puerto comenzamos a ascender por un buen camino que se dirige hacia zona elevada donde se hallan algunas brañas aprovechadas por los ganaderos del pueblo.
Pasamos bordeando las más altas cumbres, una vez llegados a la loma cimera y tras progresar por la línea de cumbres ascendemos la última ladera sin mayores problemas y coronamos su cumbre, una de las más elevadas de la zona con (1.984 m) y que cuenta con un buzón de cumbres. El Peña Salgada es uno de los puntos panorámicos más destacados de la zona con vistas de los principales picos de León y Somiedo. Desde este pico, con gran caída, se pueden ver algunos de los valles más aislados de la zona, de difícil acceso y rodeados de altas cumbres. Vistas que podremos contemplar en su totalidad con buen día.
Desde el pico tenemos que descender al collado de Bobia del Rebezo hasta localizar un muy escondido sendero que desciende al collado. Si no se localiza el sendero es muy complicada la bajada por lo que es importante su localización.(OJO EN ESTE PUNTO).
Una vez localizado, descendemos despacio hasta el collado y a partir de aquí continuamos por un sendero que bordea la Peña Valdecuélebre (1.925 m) hasta dar vista a la hermosa braña de Valdecuélebre (1.760 m). Descenderemos por uno de los múltiples senderos que forma el ganado hasta la braña, que está enclavada en un collado en un lugar espectacular y muy bello. La braña aún cuenta con numerosos restos de cabañas y con algún corro, las cabañas más antiguas del parque, íntegramente de piedra.
Atravesamos la braña y localizamos un sendero que por la parte trasera asciende al pico Alto. Llegamos primero a una antesala del mismo y a partir de aquí por línea de cumbres alcanzamos la cumbre del Pico Alto (1.840 m), punto panorámico espectacular desde donde divisamos todo el valle del Llamardal hacia la izquierda que se dirige a Pola de Somiedo, con varios de los picos más altos entre los que destaca el Cornón; y hacia el otro lado ya vemos Valle de Lago. Desde aquí también vemos delante el Peña Gúa, a donde nos dirigimos. Desde este pico es importante desviarse hacia la izquierda para localizar el poco definido sendero para descender, ya que de lo contrario tendremos que atravesar zonas de pedreros irregulares, incómodas y conflictivas que nos retrasarán el avance.
Llegamos al Collado Corrotrapas (1.636 m), desde donde ya tenemos delante el Peña Gúa, con su peculiar forma en la cumbre, en forma de gancho. Ascendemos fácilmente por su ladera hasta coronar su cumbre, con impresionantes vistas y grandes caídas hacia la zona de Llamardal. Debajo ya podemos ver la Braña de Mumián, uno de los conjuntos de cabañas de teito más importantes del parque, a donde nos dirigiremos. Después de disfrutar de la excepcional atalaya que resulta el Peña Gúa (1.680 m), toca descender, cuestión que no es nada sencilla. Gran parte de los montañeros descienden por la ladera, muy empinada y peligrosa en tiempo húmedo, que apenas cuenta con sendero. Para descender sin ningún problema resulta obligado volver a bajar por el mismo sitio al collado Corrotrapas y localizar un sendero apenas utilizado por algunos pastores, que comienza a descender pegado a la peña y que consigue soslayar por un lateral el pico (se encontraba cerrado con alambre de espino para que no pasaran los animales). Alcanzamos de esta manera una campa existente en la zona trasera del pico y desde aquí, ya cómodamente, alcanzamos la Braña de Mumián. Mumián es una de las brañas más importantes del parque, con más de 15 cabañas de teito, bien conservadas, que reflejan la milenaria cultura pastoril de Somiedo. Nada más entrar en la braña encontramos una fuente, donde se halla un excepcional conjunto de otcheras, pequeñas construcciones de piedra por las que circulaba el agua y en las que se guardaban las ollas con la leche recién ordeñada para enfriarla. Después de ver Mumián, continuamos ahora hacia Llamardal que es donde nos esperara el autobús.