PICO DE LAS CRUCES (1.566 m) y PICO ALMONGA (1.516 m)(PALENCIA)

Ruega y Pico Almonga y Cruces

El Pico Las Cruces no goza de la popularidad de su vecino cercano Pico Almonga, mucho más estético y prominente, sobre todo cuando se le observa desde la localidad de Cervera de Pisuerga mostrando su silueta piramidal y su agreste ladera norte. La ruta que presentamos aquí asciende al Pico Almonga por su cara este después de alcanzar el punto más alto del cordal la cumbre del Pico Las Cruces. Visitaremos el valle de Tosande y su tejeda, una gran opción para completar un recorrido circular de gran belleza y sin dificultades técnicas reseñables, más allá de las propias del terreno de montaña.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Perfil Ruta Corta:

ITINERARIO PREVISTO
El pico Almonga, baluarte oriental de la sierra del Brezo y de la Peña, se alza directamente sobre las praderas de Ruesga y Cervera de Pisuerga. Quizás por este motivo y sus buenas vistas, la cumbre se ha convertido, pese a su modesta altitud, en un afamado balcón de la montaña palentina.Visitaremos la Sierra de la Peña, pero en su tramo más cercano a Cervera de Pisuerga. Antes de realizar la ascensión a los picos Almonga y las Cruces, visitaremos la Tejera de Tosande, unos de los bosques de tejos más extensos de España.
Desde Cervera tomamos la carretera local, que bordeando la montaña por su lado sur, enlaza con la carretera C-626 que discurre paralela a la sierra. En apenas cinco kilómetros, nada más pasar La Estación, aparece a la derecha un aparcamiento, habilitado a efectos de ser el punto de partida para acceder la Tejera de Tosande (1.148 m).
Aparcamos e iniciamos la excursión. Los paneles informativos nos indican cómo llegar a la famosa tejera siguiendo el sendero balizado PR-P3, nuestro plan es iniciar la excursión subiendo por la tejera, bajar al un bonito valle y emprender una cómoda subida hasta llegar al pico Almonga, que se halla más a la derecha desde donde estamos si miramos hacia la sierra. Desde el área del aparcamiento (1.148 m), sale un camino descendente que se dirige hacia la falda de la montaña. Salimos por él. Tras cubrir un tramo llano y pasar bajo una antigua vía de ferrocarril, saldremos a un espacio con praderas donde el ganado pasta a sus anchas, hay algunos mastines pero se puede pasar sin problema alguno ya que están muy acostumbrados a la presencia de gente.Llegamos a un gran cruce (antiguas vías de las vagonetas de la mina y enlace con el camino antiguo de Santiago). Si tomamos el desvío por la derecha, nos dirigiremos a las antiguas minas de Felipe Villanueva (por ese camino no). Nosotros cogemos el izquierdo y continuamos “seguir marcas de PR”, seguiremos por un camino muy destacado, siguiendo el arroyo de Tosande. El arroyo Tosande ha excavado una pequeña garganta en su entrada al valle.
Atravesamos un pequeño cortado, por donde se estrecha el valle y desembocamos en el comienzo de la Tejera de Tosande, camino más amplio y de grijo, un poco más adelante llegamos a un puente de madera, dejamos el sendero principal y tomamos el sendero de la (izq), tras pasar la pasarela de madera iniciamos un progresivo y duro ascenso entre el bosque repleto de hayas que nos hará sudar un poco, al cabo de un buen rato  y tras ganar altura salimos a terreno abierto para desembocar sobre un bonito mirador (1.415 m). Buenas vistas sobre el valle que ha trazado el arroyo de Tosande. Frente a nosotros los picos de las Cruces, nuestro próximo objetivo y el Pico Almonga, de menor altura a la derecha y el collado de los novios a donde tendremos que llegar tod@s.
Dejamos atrás este bonito mirador y emprendemos un bonito descenso por el bosque hasta llegar al fondo del valle (1.195 m), atravesamos el interior el corazón de la tejera admirando los enormes ejemplares de tejos, siempre sin salirse de la pasarela. (La tejera se ha convertido en destino turístico y se ha habilitado una pasarela de madera en su recorrido por el interior del bosque para protegerlo). Tras dejar atrás el bonito bosque de Tejos y llegados al fondo del valle nos topamos con un Panel informativo a la entrada o salida de la Tejera de Tosande según se realice el trayecto.
A partir de aquí emprenderemos un acusado pero fácil ascenso por un estrecho sendero hasta llegar al amplio collado de los novios (1.364 m), desde aquí y por terreno libre siguiendo los hitos ascenderemos a la cima del Pico de las Cruces (1.566 m). Hito montañero y ausencia de buzón. Menos famoso que su vecino Almonga, por ser oculto desde los valles, es una espléndida atalaya sobre la Sierra de la Peña, cuyas cumbres vemos mirando hacia el oeste y culminando con la característica Peña Redonda. Muy cercano a esta cima se encuentra la prominencia del Pico del Roblillo (1.503 m), este pequeño pico se puede realizar sin apenas esfuerzo y por terreno cómodo, siendo una pequeña cota opcional.
Tras la pertinente foto y disfrute de la cima proseguiremos hasta nuestro próximo objetivo, bajaremos siguiendo estrechos pasillos entre la vegetación para llegar al cercano collado del Brezal (1.474 m). Tras recorrer un pequeño trayecto por la loma y sin perder la cuerda cimera (E), llegamos al pico Almonga (1.516 m). Hito montañero y buzón.La cima se halla precisamente sobre la localidad de Cervera de Pisuerga, que tenemos a nuestros pies. Magníficas panorámicas sobre el pantano de Ruesga, a nuestra izquierda, si miramos al norte y todas las cumbres de la Montaña Palentina frente a nosotros. La cumbre invita a estar un rato recreándose con el paisaje y descansar.
Realizado el oportuno descanso emprendemos el descenso a Ruesga y para ello existen dos opciones muy válidas, una primera algo dura y con fuerte desnivel que consiste en realizar el descenso por la directa siguiendo una pequeña arista y tomando contacto con la roca (Es un trayecto técnico recomendado sólo para personas acostumbradas a andar por la montaña) y una segunda más cómoda regresando sobre nuestros pasos hasta el collado de los novios y realizando una cómoda bajada hasta las antiguas explotaciones de cobre abandonadas de Landillero.
OPCIÓN A:
Desde la cima descenderemos de nuevo pero sin llegar al collado del Brezal (1.474 m), una vez aquí seguiremos bajando por la loma norte mirando siempre al pantano, el terreno es algo incomodo con fuerte desnivel, después giramos a la izquierda en busca de una senda, muy marcada que nos lleva (Norte) a la llanada y al comienzo de un hayedo (1.326 m), sin perder la orientación nos adentramos en un sombrío arbolado, el descenso cada vez es más cómodo. Unos pocos metros después llegamos a una senda la cual seguiremos, sin dejar está, llegamos a un pequeño valle que desemboca en una pista más amplia y que nos deja en Ruesga (1.014 m) punto este donde daremos por terminada esta ruta.
OPCIÓN B:
Desde el pico Almonga regresaremos sobre nuestros pasos (collado del Brezal, pico de las Cruces y Collado de los Novios), una vez situados en el collado de los novios (1.364 m) giraremos a la dcha.. para emprender un cómodo descenso por un hayedo hasta bajar al valle donde se encuentran las antiguas minas de cobre de Landillero (1.200 m), una vez en el fondo de esta gran hondonada parte la senda pista de las calicatas que nos lleva a una portilla, tras cruzar esta portilla nos topamos con una explotación ganadera, sin dejar dicha pista llegaremos a la cabecera del pantano de Ruesga y al pueblo que da nombre al pantano, tras cruzar Ruesga (1.014 m) damos por finalizada la ruta.