PEÑA TREMAYA (1.441 m) y PEÑA ABISMO (1.735 m)(Palencia)

IMG_20170409_115936453

Enclavada en uno de los parajes más hermosos de la Montaña Palentina, ubicada en una isla, en medio de la Pernía, a la que alumbra como un incandescente candil… y en el centro de todas las sierras (Peña Labra, La Cebollera, Cordal de Peña Redonda, Sierra del Brezo y de la Peña, Cordal de Fuentes Carrionas, Picos de Europa-macizos central y Oriental y Peña Sagra). La Peña Abismo, también llamada Peña Vizmo es una cumbre que se encuentra en la comarca de la Pernía perteneciente a la montaña palentina. En esta cumbre se pueden observar los restos de algunas trincheras de la guerra civil española.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO
Siempre es un placer hacer montaña en la provincia de Palencia y en este caso más, ya que una de las cumbres que intentábamos ascender será la Peña Abismo, una montaña desconocida para nosotros pero cuya silueta siempre nos ha llamado la atención. La proximidad a cumbres tan elevadas como la Peña Labra (2.017 m) o Tres Mares (2.176 m) no parece ser un impedimento para que los escarpes calizos de esta montaña puedan iluminar con su luz propia el paisaje de La Pernía. Antiguamente fue conocida como Peña Vizmo, de donde se deriva de manera lógico su evocador nombre actual.
Madrugaremos un poco ese día para desplazarnos hasta la comarca de la Pernía, tras casi tres horas de bus con una parada por el camino llegaremos a San Salvador de Cantamuda (1.110 m) punto este donde damos comienzo esta circular a la Pernía.
Desde San Salvador caminamos en dirección (E) cruzamos la carretera CL-627 para adentrarnos por una pista parcelaria en busca de la cima de Peña Tremaya (1.441 m), tras pasar por un paso canadiense giramos a la izq…, caminamos hacia la tejera siguiendo las pistas, llegados al final de la tejera nos encontramos con una choza y un abrevadero, aquí nos desviamos a la izq…, la pista se vuelve traza de ganado y se adentra en el bosque por el estrecho de San Roque, una vez que pasamos este tramo de bosque salimos a terreno despejado, vamos girando al norte para llegar a una extraña urbanización vallada, completamente discordante y fuera de lugar en ese entorno (1.285 m). El camino sigue hacia la derecha en clara ascensión hacia la peña, hasta llegar a una portilla ganadera (que debemos dejar: abierta o cerrada, tal y como la encontremos).
A partir de ahí el camino va convirtiéndose en senda y va dando la vuelta contorneando al peña hasta llegar a su cumbre, el último tramo de la senda, que gira para terminar ascendiendo por la cara NW, tiene un aspecto bastante naturalizado; cuesta poco imaginar que pisamos por donde pisaron los hombres de Munio camino del castillo, y que el paisaje de aldeas, praderas, bosques y montañas que se abre en torno a la peña no será muy diferente al que se divisaba en el lejano medievo. Arriba a (1.441 m) hay una caseta de vigilancia contraincendios de la J.de C. y L. y unas antenas de telefonía.
La bajada de la peña la realizamos por el mismo sitio hasta la extraña urbanización vallada, aquí tomamos un ancho carretil hacia el (N) por la espina, tras cruzar primero un paso canadiense y un poco más adelante un puente sobre el Pisuerga llegamos al pueblo de Tremaya (1.172 m), caminaremos durante 1 km y medio más menos por la carretera PP-2176 hacia el pueblo de San Juan de Redondo (1.185 m), según caminamos hacia San Juan veremos a la dcha… la depresión de la Peña Bermeja (1.581 m), tras cruzar casi por completo San Juan de Redondo nos desviaremos a la izq… en busca de la iglesia del mismo nombre que el pueblo, aquí tomamos una pista parcelaria que arranca hacia el norte, en menos de un km se llega a una bifurcación (1.210 m), aquí dejamos la pista principal y tomamos el desvió de la izq… que por las llanillas (1.280 m) nos lleva directos a un pequeño bosque de robles, mezclados con hayas y abedules. En cuanto salimos del bosque, alcanzamos el Collado Sinmiedo (1.343 m), que nos deleita con los paisajes cantábricos de montañas calizas, a nuestra izq… las peñas de Lampados (1.508 m) y Peña Basa (1.452 m), cierran el horizonte, a nuestra dcha… la muy abrupta cota sin nombre de (1.449 m). El camino desciende hasta el arroyo de Riocerezos (1.280 m), nos encontramos en el paso abierto por el río entre Peña Abismo, que se alza de frente nuestro. Ha llegado la hora de acometer una de las ascensiones más placenteras y con más ambiente montañero de la Pernía. También desde aquí tenemos varias opciones para ascender a la cima.
Primera opción: No aconsejable para gente con vértigo, la ascensión a la cima se realiza siguiendo un contrafuerte de una longitud aproximada de km y medio por una canal estrecha entre dos alargados y sobresalientes. La subida comienza con una dura rampa rectilínea que salva, sin contemplaciones, un desnivel de 200 metros. Se alcanza así un punto destacado donde lo más probable es que cunda el desánimo (1.480 m), la cumbre de Peña Abismo aparece de pronto… lejos, muy lejos, y separada de nosotros por lo que aparenta ser un terreno infranqueable, por fortuna, la realidad es diferente. Delante, los dos diques calizos se han fundido momentáneamente en una cresta abrupta y afilada que parece cortar el paso (cota 1.497 m). Sin embargo, en su lateral izquierdo una inofensiva y casi horizontal traza de sendero permite pasar tranquilamente al otro lado.
Nos espera allí un bosquete de hayas. Tras remontarlo, el panorama cambia radicalmente, la canal vuelve a hacerse patente y la cima parece estar al alcance de la mano. Pero la cosa tampoco es exactamente así. Estamos en una especie de hombro invadido por el tojal (1.530 m), tenemos por delante otros dos de similares características. Avanzaremos aprovechando las sendas abiertas entre los tojos. Alcanzado el último hombro (1.600 m), viramos a la izquierda y nos subimos a la cresta. Pese a que hacia poniente el terreno se abisma, el recorrido de la cresta resulta ser muy agradable, no tardando en llegar a la cima (1.735 m).
Vale decir que, aunque la cresta sea fácil y apenas requiera el uso de las manos, hay que extremar las precauciones porque, como es bien sabido, en este tipo de terrenos cualquier pequeño contratiempo puede tener graves consecuencias.
Segunda opción: Esta opción es válida para cualquiera, desde el arroyo de Riocerezos (1.280 m), caminaremos al lado del riachuelo corriente arriba, subiendo por praderías. Caminaremos entre prados y un hermoso bosque de robles, paralelos al arroyo rio Cerezo casi hasta el final del valle (1.480 m), donde cogeremos un camino a la izquierda en dirección N-NE que nos llevará a la cumbre por un sendero marcado con hitos.
Una vez juntos en la cumbre del Pico Abismo (1.735 m.) tan solo nos queda disfrutar del excelente tiempo y de las impresionantes vistas. Hacia Picos de Europa.Hacia la zona del Curavacas, Peña Prieta y San Glorió y hacia las cimas más cercanas del Tres Mares y Cuchillón, en la misma cima de Peña Abismo tenemos la particularidad de observar y estar en las trincheras de la Guerra Civil, las protecciones hechas con piedra por los lugareños fieles a la República desde las cuales observaban y analizaban los movimientos de las tropas golpistas por el Puerto de Piedrasluengas, el acceso de la provincia de Santander.
Emprendemos el camino hacia el bus que se encuentra situado en el mirador de Piedrasluengas (1.357 m), y para ello deberemos de bajar como es lo lógico de la cima, el descenso lo realizaremos por la vía normal que discurre por la cara Este que es por donde han subido l@s componentes de la segunda opción, una vez llegado a la comba herbosa (1.480 m), ya en terreno cómodo tomaremos un sendero que sale a la izq…, iremos perdiendo altura por una inclinada campa hasta situarnos en el fondo del Vallejo, tras bordear un pequeño montículo por su dcha… cruzaremos el arroyo Lanzan y caminamos por la pista paralela al arroyo, tras pasar un paso canadiense tomaremos unas trazas de ganado que salen a nuestra dcha… ganaremos un poco de altura, tras dejar unos escarpes rocosos a nuestra dcha… saldremos a unos prados, una pequeña choza delata que estamos llegando al alto del puerto donde se encuentra el mirador de piedrasluengas punto este donde nos espera el bus y donde damos por finalizada esta ruta.
NOTA: La ruta aquí descrita pero sin la ultima ascensión a la cima de Peña Abismo es una opción muy válida como ruta alternativa, haciendo de la misma una ruta muy fácil.