EREÑOZAR (447 m)(Bizkaia)

Urdaibai desde Ereñozar

El episodio de las guerras banderizas en la Edad Media, bajo su manifestación externa más evidente, las violentas luchas que mantienen los distintos bandos, queda documentada en Ereño gracias a la crónica de Alfonso XI donde se inserta un episodio que narra el cerco que en 1334 sufrió el Castillo-Torre de Ereñozar cuando se refugió en ella el conde Don Tello al que perseguía Pedro el Cruel, y que no pudo ser tomada. Ereñozar es una de las máximas alturas sobre el río Oka, justo antes de que desemboque en la conocida reserva de Urdaibai. Desde algunas perspectivas conforma una pirámide casi perfecta, cubierta de verde, por el espeso encinar cantábrico. Precisamente este encinar hace que su subida sea complicada fuera de los caminos habituales.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Responsable Grupo: SANTIAGO DE DIEGO
    • Distancias: 15 km
    • Tipo de Actividad: Senderismo
    • Situación: Reserva del Urdaibai
    • Salida Ruta: 9:30 h Basondo-Kortezubi (Bizkaia)
    • Final Ruta: 14:30 h Basondo-Kortezubi (Bizkaia)
    • Desnivel Positivo y Negativo Acumulado: 1.400 m +-
    • Subida acumulada: 700 m
    • Desnivel: 700 m
    • Dificultad: BAJA
    • Esfuerzo: MODERADO
    • Riesgo: BAJO
    • Cimas: Ereñozar (447 m) como cima principal.
    • Track GPX: EREÑOZAR Santimami Kobak
    • Track KMZ: Google Earth EREÑOZAR Santimami Kobak
    • Waypoints: Waypoints Dos Rutas
    • Perfil Ruta:

Perfil del Recorrido y Cima EREÑOZAR

    • Mapa:

ITINERARIO PREVISTO
Desde Santimamiñe, por la zona alta del cordal de Basondo, visitamos el Bosque Pintado, desde ahí descendemos a Oma para acercarnos al sumidero de Bolinzulo. En el siguiente tramo subimos hasta el collado Larrinzarre donde cambiamos de vertiente y, por sendas y caminos, llegamos a la cumbre y ermita de San Miguel de Ereñozar. Para el regreso utilizaremos el sendero balizado del PR BI-163 Gautegiz-Arteaga.
Comenzamos desde el Caserío Lezika (95 m) situado en el barrio de Basondo de Gautegiz-Arteaga, pronto nos internamos en el bosque y por él iremos recortando alguna curva para llegar al collado donde se encuentra la entrada al Bosque Pintado.
AVISO a fecha de hoy:
El Bosque Pintado de Oma, del creador vasco Agustín Ibarrola, se encuentra cerrado al público y sin fecha de apertura, afectado por la enfermedad de los pinos conocida como “banda marrón”.

Dejamos atrás el desvió de entrada al bosque y proseguimos por la amplia pista hasta toparnos con un pequeño sendero que sale a nuestra izq… y baja por el bosque hasta la carretera BI-4244, una vez situados en esa carretera giraremos a la izq… hacia el barrio de Oma (60 m). Oma es el valle bucólico por excelencia. Un puñado de caseríos con sus cuidadas huertas; todo a su alrededor, quietud; prados siempre verdes, un arroyo cantarín y su rústico puente de losas de piedra por el cual vadeamos el Omakoerreka y descubrimos Bolinzulo, un rincón húmedo y umbrío donde habita el musgo y los helechos. Aquí vemos como el agua cae en estruendosa cascada para desaparecer en un oscuro sumidero. Aún quedan vestigios de los muros de lo que fue una ferrería y un molino así como alguna de las muelas utilizadas.Volvemos a cruzar el puente para tomar ahora dirección a la derecha, entre los caseríos Aurrekoetxea y Txurtxiena, pasamos por el borde superior del sumidero y dejando atrás el último caserío, el camino se convierte en senda que remonta un pinar donde aflora la caliza.
Siguiendo adelante llegamos a un poco evidente collado en cuyo lugar, ahora por ancho camino, cambiamos de vertiente con vistas al valle de Ereño. Un tupido encinar colonizado por la zarzaparrilla cierra cualquier intento de buscar nuevos caminos. En este rincón, solo la calma y el silencio se ven alterados por el volar de los pájaros. Pronto aparece un bosque de eucaliptos, y la primera bifurcación, a la cual hacemos caso omiso. Continuamos por la izquierda, acompañados por el bosque. En la siguiente bifurcación tomamos también el ramal de la izquierda dejando a la derecha una hondonada donde se están realizando labores forestales. En determinado momento el camino nos confunde, vamos por la derecha aunque es una falsa bifurcación, ya que más adelante llegan a confluir ambos ramales. Encontramos un nuevo cruce de itinerarios; giramos en dirección izquierda, hacia Ereñozar, y solo cien metros después, cogemos otra senda a la izquierda para caminar durante bastante tiempo entre pinos y eucaliptos. El camino ahora asciende levemente para más tarde bajar al collado Elisu Basoko Lepoa (300 m) por donde pasa un par de líneas de suministro eléctrico.
Ahora toca subir el último tramo a nuestro objetivo. El camino cubierto de hierba llega hasta un corral donde se aburren unos caballos. Este corral tiene una alambrada con paso de entrada, y otro de salida al tramo de cemento que de Ereño se aproxima a la cumbre.
Por él vamos, en duro ascenso hasta que el camino se acaba y toca subir un tramo empedrado que nos deja al pie del recinto donde se ubica la ermita de San Miguel de Ereñozar (447 m). Paneles explicativos ilustran como en el solar de la ermita antes hubo una fortaleza…
Según lo planeado nuestro siguiente paso es descender a Santimamiñe y para ello regresamos al corral y paso de alambrada (360 m), una vez cruzado este paso giramos a la izq… para dirigirnos al pueblo de Ereñozar (280 m), antes de llegar al pueblo y según transitamos por una carretera asfaltada, tomaremos el desvió a la izq… para bajar por el sendero balizado PR BI-163 Gautegiz-Arteaga, este sendero nos lleva a los caseríos del barrio de Zelaieta, tras cruzar el río (el Ereño, antigua fuente molinera) tomaremos un buen sendero que sin perdida y tras un ligero ascenso nos sitúa en la entrada de la cueva de Santimamiñe, situada en las proximidades del restaurante Lezika donde daremos cuenta de un buen menú.