BACIÁS (2.754 m) y BRAZATO (2.731 m)(Huesca)

Ibon de Brezato

En la cabecera del valle de Panticosa encontramos una sucesión de circos glaciares que encuadran, individualmente, bellos ibones. Aunque en ningún momento las altitudes superan los tresmil metros, los picos que se levantan en esta zona siguen manteniendo interés, no solamente por las hermosas cuencas lacustres que visitaremos durante las ascensiones, sino, también, por las panorámicas privilegiadas que se obtiene desde este fragmento de cordillera a caballo entre los macizos de Argualas-Picos del Infierno y Vignemale. Uno de esos puntos privilegiados es el pico Baciás (2.754 m) una atalaya privilegiada en la divisoria entre los valles de Panticosa y Ara.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO
Iniciamos la ruta desde el mismo parking del Balneario de Panticosa (1.640 m), donde atravesamos la zona hotelera para buscar en un rincón unas amplias escaleras que nos encaminan a la senda GR 11, sin pérdida comenzamos a ganar altura por una ancha senda hasta el primer desvío y carteles, Ibones de Brazato es la dirección a seguir.
La senda se estrecha y continua preciosa serpenteante con múltiples zigzags, solo debemos seguir las marcas de GR 11 a través de un primer tramo de bosque, ganando altura cómodamente y disfrutando ya de las primeras vistas a la zona de Baños de Panticosa.
Poco a poco iremos dejando la zona arbolada atrás y ya cuando hayamos ganado más altura llegaremos a un nuevo desvío con una indicación pintada en la roca, debemos tomar la dirección a Brazato a la derecha obviando la de Labaza a la izquierda que nos llevaría a la zona de los Ibones de Labaza, Peña Xuans, Dientes de Batanes… Continuamos la senda y enseguida llegamos a una curva a la izquierda con una vista preciosa a los Argualas y Garmo Negro, con la Sierra Telera al fondo.
Atravesamos un tramo verdoso y volvemos a zigzaguear hasta llegar a la tubería de aguas y carteles de ruta, donde nos indicara que el Ibón de Brazato (2.281 m) lo tendremos ya a poco mas de 35 min, tras esta indicación ya tenemos una vista de por donde discurre la senda a través de la zona rocosa en la que nos adentraremos.
Una vez superado este tramo prácticamente se abrirá ante nosotros el bello Ibón de Brazato (2.376 m), ahora tocara bordearlo cómodamente por su izquierda (mas tarde regresaremos por su derecha) siguiendo siempre la senda GR muy bien pisada.
Llegaremos a un punto donde la senda afronta una dura rampa y gana altura considerablemente hasta alcanzar una especie de collado, aquí las vistas se dividen a un lado y otro con el Ibón de Brazato a un lado y los Ibones altos de Brazato al otro.
Ahora nos tocara bordear a través de un caos de piedras estos Ibones altos de Brazato (2.482 m) hasta alcanzar el Puerto o Collado de Brazato (2.566 m), aquí se nos abrirá la vista al gran macizo del Vignemale a un lado y la zona de los Argualas y Garmo Negro al otro, vale la pena detenerse un rato a reponer fuerzas con tales vistas.
Tras la parada de rigor y después de observar también desde este punto ya una de las cimas que tenemos como objetivo, la Punta Baciás (2.754 m), abandonamos ya la senda GR 11 y afrontamos a través de un tramo de bloques de roca donde hay que estar atentos a los múltiples hitos para no desviarse, la dirección que llevamos es de forma diagonal, por la base de la cima del Puerto, hasta alcanzar una especie de pre collado (2.658 m).
El terreno a través de los bloque hace más lento el avanzar pero poco a poco iremos ganado altura hasta afrontar una dura pendiente corta que nos dejara ya en el pre collado (2.658 m).
Aquí de nuevo las vistas al Ibón de Brazato y Pico Brazato son privilegiadas, en este punto giramos a la izquierda y seguimos por la loma unos metros para llegar a un punto donde la senda nos da dos opciones, seguir por la izquierda por donde seguramente tengamos que ayudarnos en algún punto con las manos, o seguir por la derecha una senda algo mas pisada, al final ambas se unen poco más arriba, en este caso hemos optado por la derecha, así que seguimos unos metros más por la derecha para afrontar una fuerte pendiente y alcanzar la cresta final.
Desde aquí hasta la cima el tramo es con pendiente pero sencillo y enseguida llegaremos a la cima de Punta Baciás (2.754 m), las vistas al Vignemale son el gran atractivo, aunque las del valle de Ara y Bujaruelo a los pies tampoco nos dejaran indiferentes, donde si afinamos la vista observaremos hasta los Astazus y Monte Perdido, una gran atalaya.
Una vez repuesto las fuerzas regresamos de nuevo por nuestros mismos pasos prácticamente hasta la zona donde se dividía la senda, para tomar ahora poco antes un desvío a la izquierda y comenzar a bajar por una senda algo difuminada siempre orientándonos hacia la base del Pico Brazato e Ibón.
Este tramo se hace llevadero a pesar de no haber una senda definida, poco antes de llegar a la zona más plana junto al Ibón afrontamos un fuerte descenso herboso donde un árbol solitario será la referencia para seguir una buena orientación.
Una vez alcancemos este árbol solitario ya estaremos junto al Ibón prácticamente, donde cómodamente por la planicie iremos hasta la base del Pico Brazato, este tramo desde la Punta Baciás hasta la base del Pico Brazato nos llevara unos 40 min aprox.
Ahora giramos a la izquierda y comenzamos la ascensión final al Pico Brazato (2.731 m), primeramente el tramo no es muy exigente y se sigue bien ya que existen bastantes hitos, más arriba se va ganando pendiente y nos adentraremos en una zona más rocosa, la senda se desdibuja en algunos tramos y hay que estar más atento a los escasos hitos que iremos encontrando, después de una última zona rocosa entraremos en otra algo mas herbosa donde ya prácticamente estaremos bajo la cima, tras un breve rodeo por la derecha alcanzaremos la cima de Pico Brazato (2.731 m), si las vistas desde Punta Baciás eran preciosas, desde esta cima no lo son menos, merece la pena una buena parada de rigor.
Una vez repuesto las fuerzas regresamos por nuestros mismos pasos hasta la base de esta cima para ahora tomar a la izquierda y bajar un poco mas hasta el borde del Ibón de Brazato, y una vez aquí bordearlo por una senda también algo difusa aunque bastante hitada que nos llevara finalmente a la cabecera y presa del Ibón, donde tras cruzar la presa, nos uniremos a la senda GR 11 de nuevo y desde donde ya sin pérdida solo será regresar por los mismos pasos hasta descender al Balneario de Baños de Panticosa (1.640 m).
Ruta muy interesante a dos cimas asequibles, situadas en una zona que se sale un poco de las rutas y cimas habituales, donde disfrutar de diferentes panorámicas no menos interesantes.