ALBORTA (1.224 m), TUTTURRE (1.282 m) y TXAMENI (1.299 m) (NAFARROA)

Tutturre y Alborta

Por la simple razón de que la cima del Tutturre es, con sus 1.282 metros, la cima más visitada y ascendida, ya merece. Llegar hasta la cima no implica estar en lo más alto de la sierra de Aralar, pero si conlleva disfrutar de unas vistas de infarto del resto de las Malloak y de la Sierra de Aralar desde su parte más Oriental, el lugar donde se encuentra enclavado. Superando esta formidable muralla, vamos a trazar una travesía en el que conjugaremos la bravura de los contrafuertes rocosos de la sierra con la placidez de sus praderas.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO PREVISTO
En esta salida montañera nos encaramos a la imponente muralla de las Malloak desde el pequeño de Errazkin (410 m), aunque situado geográficamente en el valle de Araitz, administrativamente pertenece al de Larraun. Sus enormes casonas se arraciman en torno a la iglesia de San Martín de Tours, junto a la cual comenzaremos nuestro itinerario.
De la parte más elevada del pueblo parte entre sus últimas edificaciones una pista cementada que pronto adquiere fuerte inclinación. Al cabo de 5 minutos dejaremos a la derecha el depósito de agua y continuaremos por la cinta de cemento hasta su conclusión.
Un paso dispuesto en la alambrada nos permite abordar el inicio de un sendero que acomete el ascenso por los pronunciados desniveles de Malloak. Enseguida dejamos a la derecha una fuente. El camino asciende siguiendo un trazado que va ganando altura con la sabiduría de las viejas rutas de nuestra montaña.
Cruzamos una langa metálica y seguimos superando las lazadas de un sendero que fue en tiempos pasados uno de los más utilizados por los rebaños para alcanzar los pastos altos de Aralar. Ya más arriba, se nos cruza en el suelo del camino un cable metálico. Es el testimonio de las numerosas sirgas que eran usadas hasta hace unas décadas para el transporte de los fardos de hierba desde las laderas altas de Malloak hasta los caseríos del valle.
Tras cruzar el cable llegamos a una curva pronunciada. Aquí abandonaremos el sendero principal, que marcha al encuentro del collado de Beluta (930 m). Ascendemos unos metros hasta encontrar, entre unas pequeñas hayas, una fuente. Junto a ella arranca un tenue sendero en dirección Oeste que va ganando altura de forma progresiva faldeando la ladera herbosa. Llegamos así hasta un raso sobre un contrafuerte rocoso. Los horizontes se amplían de forma espectacular: el valle de Araitz se hunde bajo nuestra vista, al tiempo que los horizontes se cierran de forma abrupta en la muralla de la sierra. Seguimos avanzando manteniendo las sendas paralelas abiertas por los rebaños en la ladera. Nuestra referencia ahora es un promontorio que, como una proa de barco, apunta hacia el valle.
Cuando llegamos hasta él podemos contemplar sobre nosotros la silueta emergente de la pirámide de Ttutturre a la que pretendemos llegar. Para l@s más animad@s ascenderán al peñasco de Arriolatz (1.176 m), decir que esta cima está considerada como la primera cumbre de la accidentada cresta de la Malloak, este peñasco se encuentra sobre las majadas de Frantzesa y Biozna. Tras dejar atrás esta primera cumbre y de camino a nuestro objetivo ascenderemos una segunda cima como es la cima del Alborta (1.224 m), esta cima puntiaguda y rocosa está cima figuro en el catalogo de montes del año 1950 ocupando el nº 14 del listado de montes de nafarroa.
Dejado atrás ambas cimas y otras cercanas como Uarrain (1.221 m) que a su vez son opcionales, vamos en busca de la principal cima de este sector Oriental de la Malloak. Desde lo más alto del Alborta hay que ir al collado entre Ttutturre (1.284 m) y Alborta (1.224 m), y que se denomina Abateko lepoa (1.156 m) donde encontramos el túmulo de Urdaneta o Abate, desde aquí seguiremos una senda ascendente bien marcada en la ladera herbosa hasta alcanzar el collado al pie de Ttutturre. Sólo nos queda ganar la cumbre aprovechando los estratos ascendentes que forman la cabeza de esta montaña. Un sendero nos permite alcanzar la cumbre con facilidad sorteando el accidentado lapiaz. Una vez en la cima toca recuperar el aliento y disfrutar de la belleza que nos rodea. Las cimas que se pueden ver desde ella son innumerables.El contraste del verde de los pastos con el gris de la piedra de las Malloak es impactante, todo un placer……
Dejamos la cima y su buzón cimero y emprendemos el camino al collado de Abateko lepoa (1.156 m), por el que ya hemos transitado anteriormente, una vez aquí seguiremos un sendero amable en dirección (S) para llegar a los rasos de Etzantza donde enlazaremos con el GR-12 (1.205 m). Una vez en la amplia pista por la que transita el sendero balizado del GR-12 ascenderemos a la cercana y despejada cumbre del Beloki (1.276 m), esta cima se caracteriza por ser una de las principales elevaciones que forman una alineación paralela a la Malloa con las cimas de: Beloki (1.276 m), Txameni (1.299 m), Desamendi txiki (1.249 m), Desamendi (1.310 m) y Errenaga (1.288 m), dejando con aquella un ancho corredor herboso hasta los llanos de Igaratza (1.190 m). Al E posee una pequeña antecima poco importante llamada Putretoki (1.245 m), cortada hacia el N (Prantzes erreka) y arbolada en su parte superior.
Proseguimos nuestro periplo de cimas y buscamos la pequeña laguna kárstica conocida con el nombre de Unagako potzua (1.195 m) situada en los rasos de Unaga, caminaremos en dirección (Sur) en busca del collado Urdangoene (1.195 m) donde se encuentra el dolmen de Lerritz, dejamos el sendero amable y giramos a la dcha… (W) para seguir por la cresta oriental del Txameni, llamada Lerritz, pasando por la antecima de Txorrotxeta (1.276 m). Esta cumbre rocosa y dominada por un lapiaz sobresale entre los grandes hayedos del Realengo o Erregenea, que se sitúan al Sur.
Proseguimos el recorrido en sentido Sur en busca de las bordas de Txameniazpi o Pago-Mari (1.205 m), una vez llegado a las mismas giraremos a la izq (SO), siguiendo la amplia pista entre los grandes hayedos del Realengo o Erregenea hasta enlazar con los rasos de Mugardi y la borda de Miguel (1.000 m), sin dejar un viejo y maltrecho camino balizado que por los confusos y, a veces, atormentados parajes del bosque de Erregenea (Realengo) y en el siguiente cruce (1.000 m), giramos a la dcha (W) por Otadiko bidea para realizar un cómodo bordeo hasta enlazar con la pista de Berigaingo bidea o camino de Igaratza la cual tomaremos para llegar al parking de Guardetxe (izq)(1.035 m).
NOTA: Es un recorrido para intrépidos, ya que en algunos puntos el camino es complicado por zonas kársticas o muy escarpadas. Si se quiere ascender únicamente al Ttutturre se recomienda ir directo por las zonas de mejor tránsito, como son los Rasos de Abate y evitando los montes de menor categoría.