02-04-2017 SIERRA DE LEYRE (ARANGOITI 1.356 m)(NAFARROA)-Finalizada

Monasterio de Leyre

Excursión Realizada el 02-04-2017 (50 Mendizaleak)

Dia nublado, frío y con poca visibilidad al comienzo de la travesía, lluvia escasa, mejorando según avanza el dia.

Queda abierto el plazo para la excursión que realizaremos el próximo dia 02 de Abril a la Sierra de Leire (Nafarroa).

Situada en el pre-pirineo mas oriental de Navarra, y separada únicamente de la comunidad aragonesa por el pantano de Yesa, la Sierra de Leyre constituye un enclave único de biodiversidad. No es menos importante su interés turístico, debido fundamentalmente a la existencia en la vertiente sur de la sierra del monasterio prerrománico de Leyre, donde una comunidad de monjes benedictinos procedentes del monasterio burgalés de Silos, llena los aires de la sierra con sus rezos y cantos gregorianos.

Desde el mismo monasterio de Leire, realizaremos una travesía de senderismo de montaña con una dificultad MODERADA BAJA ABIERTA A TOD@S por la Sierra de Leire (Nafarroa).

Ascenderemos varias cimas como el Arangoiti (1.356 m) cima ascendida por el Leioa Mendi Taldea el fin de semana del 15 y 16-07-2000.

Horarios de salida:  Pinueta 6:50; Lamiako 6:55; C. Luis Bilbao Libano (marquesina) 7:00; Plaza San Pedro (Deusto) 7:10; Zabalburu (marquesina Ertzantza) 7:20.

Ibilibidea /Fitxa Teknikoa:

  • Distancia: 18 km
  • Situación: Sierra de Leire
  • Tiempo: 6h 00¨ recorrido sin descansos
  • Subida acumulada: 900 m.
  • Desnivel: 1.200 m.
  • Dificultad: MODERADA BAJA
  • Esfuerzo: MODERADO
  • Riesgo: BAJO
  • Cimas: Kastellar (1.281 m), El Rallar (1.282 m), Arangoiti (1.356 m) y Peña del monumento (1.125 m).

MONASTERIO Y SIERRA DE LEYRE

De los Pirineos descienden, de Norte a Sur dos valles importantes de marcada personalidad. Son los valles de Salazar y de Roncal, cortados en su parte inferior por la sierra de Leire o de Errando y la serie de montañas que la limitan y la completan. Es la primera sierra prepirenáica.

En Leyre se dan cita la espiritualidad, la historia, el arte y la naturaleza. La relevante personalidad histórica de este monasterio, forjada a lo largo de los siglos, la elegancia de su austero románico y la prodigiosa belleza de su entorno natural os maravillarán. Leyre sigue enamorando a cuantos lo visitan. El lugar donde se encuentra el monasterio es una terraza natural abierta a un magnífico panorama. La mirada se pierde en las profundidades de un dilatado horizonte. Con esa sensación de plenitud y de paz que es característica de los paisajes suspendidos entre el cielo y la tierra.

Entramos en el área del monasterio: A nuestra espalda, por el Norte, la grandiosidad de la sierra−brava muralla natural que se extiende hasta la entrada del valle del Roncal. A la izquierda, la masa estática del Arangoiti (1.354 metros) y los fuertes farallones de la sierra colaboran a la serenidad del lugar y del momento. Junto al Arangoiti se alza con altivez la Peña Mayor y el imponente monolito de la “Chimenea”. Los picachos nos hablan de recuerdos. Allí el Castellar (1.286 metros), donde roncaleses y salacencos derrotaron la arrogancia del príncipe agareno. Descendiendo por las pendientes, el paso del Portillo (que hoy siguen las cañadas trashumantes del Roncal). Y a lo largo de la cumbre bellezas naturales, como “Peñujerada” y “La fuente de la cueva”. Al frente, a los pies mismos del monasterio, el terreno desciende abruptamente hasta confundirse con la amplia superficie del embalse de Yesa, cuyas aguas cambiantes en variados tonos verdes y azulados se pierden en la lejanía de la Canal de Berdún. Un fondo remoto con las crestas mayores de los Pirineos, sobre el que destacan, en la dirección de Jaca, la gigantesca silueta del Oroel y las rocas históricas que cobijan a San Juan de la Peña. Hacia el Mediodía se divisan las sombrías montañas de Sos. Y, entre éstas y el pantano, cadenas de montículos separando los valles de la Valdoncella, Javier y el Aragón. A Occidente, la cuenca de Pamplona flanqueada por ondulantes cadenas de montañas que preside en lo alto el santuario de Ujué. A lo lejos, en los días limpios, cabe descubrir los perfiles tenuemente dibujados de algunas sierras castellanas.

La sierra es una alineación montañosa que se extiende en dirección Este-Oeste aproximadamente, paralela a la sierra de Illón, entre Navarra y Huesca. Forma parte de la extensa cuenca prepirenáica integrada entre la Zona Axial pirenaica y la Depresión del Ebro. Su máxima altitud la constituye la cima del Arangoiti (1.355 m). Los ríos Salazar e Irati que atraviesan la sierra perpendicularmente, dan unos valles muy encajados y abruptos que forman las foces de Arbayún y Lumbier.

Geológicamente está formada esencialmente por dolomías, calizas y areniscas calcáreas y dolomíticas con niveles margosos del Cretácico superior, dolomías y calizas de algas del Paleoceno, y por calcarenitas con Alveolinas y Nummulites del Eoceno; estas últimas conforman los relieves principales de la sierra. Entre las sierras de Illón y Leire se abre un pasillo ocupado por margas y flysch del Eoceno.

UN POCO DE HISTORIA

La primera noticia histórica auténtica que se tiene sobre el monasterio de Leyre es, sin duda, la visita de San Eulogio de Córdoba el año 848. Su estilo arquitectónico es románico y en su interior descansan los restos de los primeros reyes del reino de Pamplona: Iñigo Arista, García Iñiguez y Fortún Garces también llamado “el tuerto”.  En los comienzos del siglo XIX, por tres veces hubieron de abandonar el monasterio los monjes de Leyre: en 1809, 1820 y 1836. De las dos primeras salidas, pudieron volver. La tercera supuso la interrupción de la vida monástica durante ciento dieciocho años. Ya en la dispersión de 1820 los daños que se produjeron eran incalculables. De entonces data la incautación del Archivo y de la biblioteca. Salen de Leyre las reliquias de San Virila, depositadas en Tiermas, y las de las Santas Vírgenes, que de momento quedaron en Santiago de Sangüesa. Finalmente el día 16 de febrero de 1836 se cerraron a la vida monástica las puertas de Leyre. La comunidad disuelta estaba formada por once sacerdotes, dos estudiantes coristas y cinco hermanos. Vino entonces la fase del saqueo, más o menos legal, pero completo, y luego largos años de ruina y desolación. El monasterio viejo se acabó de hundir por completo y el nuevo comenzó a caerse. Resistía, firme en su fe la construcción medieval. Al cabo de unos años, muy en el ambiente romántico de la época, algunas voces emocionadas y nostálgicas se hicieron oír en torno a las ruinas venerables. Los caballeros de la Comisión de Monumentos consiguieron que en 1867 Leyre fuese declarado Monumento Nacional y obtenían algunos créditos para las más perentorias obras de conservación. Dos sacerdotes, Don Hermenegildo y Don José Oyaga, merecen ser citados entre los promotores del resurgir de Leyre. Por gestiones del primero de ellos, en 1875 se llegó a reconciliar el templo y celebrar, en medio del entusiasmo de muchísimos asistentes, unas solemnes ceremonias religiosas. Años después, el 8 de julio de 1915, otra reunión en Leyre, del más alto sentido patriótico, marca un jalón importante en el movimiento espiritual que culminó en la restauración de nuestro monasterio. En ese día volvieron a Leyre los restos de los Reyes, que en los días de la Desamortización habían sido llevados a la parroquia de Yesa. Un público numerosísimo, Misa de pontifical celebrada por el obispo de Pamplona, y como remate, un importante discurso de Don Juan Vázquez de Mella, el gran tribuno de la Tradición, en el que dijo entre otras cosas: “Se dice que este monasterio es el Escorial del Reino; pero es más que el Escorial, porque no sólo fue monasterio y convento, sino el asiento de la realeza navarra. Era sede episcopal y alcázar regio, sala de Cortes y Concilios, faro luminoso de la cultura patria”.

Dificultad: MODERADA BAJA

  • Excursión de SENDERISMO de montaña abierta a Tod@s sin dificultades técnicas, sólo las que nos imponga la climatología.
  • Recorrido apto para personas acostumbradas a caminar en montaña, en buen estado físico.
  • La organización, no permitirá la participación en esta actividad u en otras a aquellas personas cuya equipación o estado físico no sea el adecuado.
  • Es necesario llevar ropa y calzado adecuado para la climatología variada, con comida y bebida suficiente para el esfuerzo requerido.
  • Como siempre, dejamos la ropa de recambio en bus. Atención en caso de climatología adversa (niebla, nieve o lluvia): Mantenerse siempre agrupados.
  • Orientación y GPS: En la web www.leioamenditaldea.com se encuentran las rutas, waypoints y perfiles de alturas, lo que se recomienda revisar y analizar para preparar correctamente los recorridos.
  • NOTA  IMPORTANTE: Los Track no marcan siempre el itinerario exacto, por tanto pueden contener errores por problemas en la grabación o en la realización manual en PC. El usuario del GPS debe usar el sentido común y prestar atención, especialmente en zonas de orografía complicada y en condiciones climatológicas adversas (niebla, nieve, etc.) para evitar extravíos y/o accidentes. la organización se reserva la posibilidad de modificar el recorrido previsto si la climatología u otros factores así lo aconsejan.

 

Datos de la actividad

Duración 7 horas con Paradas para comer y disfrutar del entorno si la meteo nos deja
Dificultad MODERADA BAJA
Lugar SIERRA DE LEYRE (NAFARROA)
Precio12 €
Precio socios menores6 €
Precio no socios menores7 €
Precio no socios 18+14 €
Requisitos Excursión de senderismo de montaña con una dificultad MODERADA BAJA abierta a TOD@S. Para nuestras excursiones montañeras, es necesario ir con ropa y calzado adecuado a la montaña y siempre teniendo en cuenta la estación del año en la que estemos. En invierno nunca está demás la ropa de abrigo ( Chubasqueros, cortavientos, gorro, guantes, gafas de sol si hay nieve etc.) aunque no la lleguemos a usar. Es necesario también llevar (mejor en una bolsa aparte) ropa y calzado de repuesto para la vuelta a casa en el Autobús. Respecto a la alimentación es conveniente ir ya bien alimentados desde casa, debemos de tener en cuenta que se trata de ascender montañas lo que exige bastante consumo de energía. Durante la marcha también necesitamos a veces comer y sobre todo beber, nuestros músculos y articulaciones necesitan liquido para funcionar en condiciones, si necesitamos ingerir alimento sobre la marcha podemos echar mano de frutos secos, chocolate, barritas energéticas, pasas, higos secos etc. La organización, no permitirá la participación en estas actividades u otras a aquellas personas cuya equipación o estado físico no sea el adecuado.
Lugar de salida Monasterio de Leyre (Nafarroa)
Lugar de llegada Lumbier (Nafarroa)
Fecha final 02-04-2017