Ruta Alternativa IRUPAGOETA (1.066 m)(Nafarroa)

Cruz de Irupagoeta

La Ruta de los búnkeres de Auritz/Burguete nos ubica en el siglo XX. Siguiendo la línea fronteriza que delimita las cumbres del Pirineo, descubriremos los vestigios de la construcción y desarrollo de la línea fortificada que fue planeada ya desde la propia Guerra Civil Española. La denominada Línea P era una barrera defensiva que iba desde el mar Mediterráneo hasta el Cantábrico, donde miles de búnkeres fueron construidos bajo órdenes del general Franco.En el Pirineo navarro, concretamente en Auritz/Burguete, se ha señalizado 3 rutas que forman parte de la Línea P. En ella se ubicaban 35 búnkeres, de los cuales se han recuperado 5.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Mapa:

ITINERARIO PREVISTO
En este recorrido disfrutaremos de unas excelentes vistas desde el monte Tres Hayas – Irupagoeta. En el camino atravesaremos un hermoso hayedo y bucólicos prados donde pastan caballos y vacas. Una caminata muy interesante que al mismo tiempo es cómoda, de poca dificultad, apta para tod@s que lo deseen.
Comenzamos el recorrido desde la colegiata de Orreaga/Roncesvalles (960 m), caminaremos en dirección (S) siguiendo el trazado del camino jacobeo. Sin dejar este afamado sendero llegamos al pueblo de Auritz/Burguete (880 m). Un conjunto histórico que ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Merece la pena perderse entre sus calles y conocer este espectacular pueblo-calle nacido al calor del Camino de Santiago para dar servicio a los peregrinos que llegaban de Europa atravesando los Pirineos. A su paso dejaron miles de historias que se suman al pasado fulgurante de estas tierras, por las que desfilaron las legiones romanas en sus campañas hacia Hispania o donde los vascones derrotaron a Carlomagno en el siglo VIII.
Llegados al aparcamiento que se encuentra en el frontón de Burguete, detrás de la iglesia. Allí vemos un panel indicativo del GR-11 al comienzo de una pista asfaltada. Tras dejar atrás el pueblo de Burguete llegamos a un puente. Tras cruzar el puente seguimos por la pista de la dcha. A partir de aquí comenzamos una bonita ruta a las Tres Hayas o Irupagoeta una sencilla montaña de suave desnivel, no llegando a 300 m, que desde Auritz/Burguete (880 m) no presenta ninguna complicación. Además está marcada desde finales de 2010 como GR 11. Para alargar la ruta y conocer nuevos lugares convertiremos la ascensión en una clásica ruta circular, con un tramo inicial lleno de historia.
Llegamos a una cruz que recuerda que aquí murió, el 27 de marzo de 1872, Pedro José Larberrena. La panorámica que se obtiene desde este lugar del llano de Auritz es muy amplia, sobresaliendo como telón de fondo las cimas de Adi, Mendixuri y Girizu. A un lado se observa, también, Roncesvalles. Desde la cruz, prolongando la marcha unos minutos más se llega a la cota principal (1.066 m) la cumbre de Tres Hayas (Irupagoeta en euskera).
Tras ascender a la primera loma, la cumbre de Irupagoeta, vamos hasta la segunda loma, sólo tres metros más baja. Entre las dos cumbres herbosas disfrutamos de una de las mejores vistas de la comarca de Auñamendi, desde aquí vemos el valle donde se extiende el caserío de Burguete.
Recorrido muy sencillo en el que superaremos la atalaya de Tres Hayas desde Burguete, durante la suave caminata y antes de llegar al collado de Nabala (1.010 m) descubriremos los vestigios de la construcción y desarrollo de la línea fortificada que fue planeada ya desde la propia Guerra Civil Española. La denominada “Línea P” era una barrera defensiva que iba desde el mar Mediterráneo hasta el Cantábrico, donde miles de búnkeres fueron construidos bajo órdenes del general Franco.
Desde el collado Nabala (1.010 m) caminaremos por tramo bien balizado como GRT-7.1, llegados a un cruce dejaremos el Camino jacobeo que sube a San Juan Pie de Port y seguiremos recto por el sendero local SL NA-43 Bosque de Basajaunberro y Camino de Zaldua para regresar a  Roncesvalles (960 m), una vez en Orreaga tendremos tiempo para poder visitar la colegiata y sus alrededores.