PICU LES VÍZCARES (1.423 m) SIERRA DE AVES (ASTURIAS)

Picu Les Vizcares

Piloña es naturaleza. Hay que vivirla a pie, a caballo, en bicicleta, adentrándose en sus bosques o ascendiendo a la cumbre de las montañas, pescando en los ríos o surcando sus aguas en piragua. El conceyu cuenta con gran número de foces y desfiladeros de gran belleza y riqueza biológica, siendo famosos los situados a lo largo del curso del Ríu Espinaréu. El territorio de Espinaréu es donde se encuentran las mayores alturas de Piloña, que culminan en El Picu Les Vízcares (1.423 m). Remontando el Ríu L´Infiernu podemos pasar de la vertiente del Piloña a la del Sella, en una conocida travesía o descender a las parroquias de Valle y Villamayor.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

    • Responsable Grupo: SANTIAGO DE DIEGO
    • Distancias: 17 km
    • Tipo de ActividadSenderismo
    • Situación: Sierra de Aves (Piloña-Asturias)
    • Salida Ruta: 9:30 h La Fragua (Asturias)
    • Final Ruta: 16:00 h Espinaréu (Asturias)
    • Desnivel Positivo y Negativo Acumulado: 2.500 m +-
    • Subida acumulada: 1.200 m
    • Desnivel: 1.300 m
    • Dificultad: MODERADA
    • Esfuerzo: ALTO
    • Riesgo: BAJO
    • Cimas: Picu Collau (1.071 m), Llanu Arbosu (1.268 m), Cantu Praón (1.307 m) y Picu Les Vízcares (1.423 m).
    • Track GPX: PICU LES VÍZCARES La Fragua Espinaréu
    • Track KMZ: Google Earth PICU LES VÍZCARES La Fragua Espinaréu
    • Waypoints: Waypoints VÍZCARES
    • Perfil Ruta:

ITINERARIO PREVISTO
Para realizar esta ruta nos desplazaremos hasta el concejo de Piloña. Comenzamos esta salida desde el caserío de la Fragua, unos 2 Km después del pueblo de Espinaréu, a la altura del hotel y restaurante los Avellanos “cerrado desde hace años” aparcaremos el bus (280 m). Desde el parking del hotel caminaremos (S) hacia la aldea de Riofabar por la carretera PI-4 durante 300 m hasta llegar al puente Solavega (300 m), una vez cruzado el puente dejamos el asfalto y cogemos una pista forestal que arranca por la izquierda siguiendo la margen derecha del arroyo. La caleya sube por el valle del arroyo Llanoriu, pero a los pocos metros tendremos que abandonar el camino que continúa por el fondo del mismo, para tomar otro, que a la derecha comienza a ganar altura rápidamente con varias revueltas. El ascenso no nos da tregua, dejando los caminos que salen a nuestra izquierda y derecha, y siempre tomando el que gana más altura, hasta llegar a las camperas del Cantu Llanoriu. Por fin, tras un par de zigzags finales, la senda gira a la derecha y gana el collado de La Degollada (798 m) que nos da vista a la majada de Llanoriu, con varias cabañas. Estamos ya a los pies del extremo noroeste de la Sierra de Aves en las estribaciones del monte Marbán. Seguiremos el ascenso hacia el collado Llanoriu (957 m), por la loma de Los Caspios, una vez llegados al collado Llanoriu (957 m), vemos restos de una antigua cabaña y buenas vistas sobre el collado de La Degollada y al fondo la zona de las Sierras del Frieru y Sellón, con el Faceu, por donde pasa la Calzada del Sellón. Desde el collado ganamos unos metros para alcanzar la cumbre del Pico Collau (1.071 m), desde el que ya “solo” quedará ir recorriendo hacia el sureste toda la sierra.
El sendero toma rumbo (SE) para salir al Cuetu Mermeyu (1.069 m) y al Llanu Arbosu (1.268 m). A partir de aquí el desnivel es más suave y cómodo, luego remontamos las cumbres de Cantu Praón (1.307 m) y el Fayascal (1.345 m) que son antecumbres del Vízcares; al que llegamos en poco tiempo. La cima del Picu Les Vízcares (1.423 m) con el pequeño buzón y el vértice geodésico es la más señera de toda la sierra de Aves, tiene una espléndida vista sobre las cumbres que lo rodean como: el Maoño, peña Crespa, el Pierzo, Becerrera de San Pedro o el Cornión e incluso los Picos de Europa.
Abajo quedan las praderías del mayau Felgazu, con restos de viejas cabañas, colgada sobre el valle del Infierno. El acceso a este mayau desde Miera, a la altura de Puente Ortigal, en la carretera de Riofabar a La Pesanca, también tiene que ser digno de recorrerse.
Tras el deleite y disfrute de las espléndidas vistas comenzaremos un vertiginoso descenso hacia el fondo del valle del Infierno. Descenderemos desde la cima del Picu Les Vízcares (NO) siguiendo la crestería hasta llegar al Llanu Arbosu (1.268 m). Aquí tomaremos la crestería de la dcha (N) para descender con prudencia por la cuerda de los Pozales. Sin dejar cresterío realizaremos un fuerte descenso siguiendo los senderos e hitos hasta llegar al Collau Herbosu (1.052 m), sin dejar la cresta herbosa y sin relajarnos ascenderemos las pequeñas e inapreciables cotas de Los Pozales (1.091 m) y Ducaminos (1.044 m) antes de llegar al collado Andolléu (914 m).
En el collado Andolléu (914 m) nos encontramos con una espectacular “casa cabaña” de dos alturas de una bonita piedra siendo este un buen punto para comer, relajarse y recuperar fuerzas. Desde aquí las vistas del recorrido realizado es espectacular.
Tras el oportuno descanso proseguiremos el descenso pero en esta ocasión el recorrido es más cómodo. Desde aquí sale una nueva pista amplia que desciende por la Vega Llevis entre un salpicar de brañas hasta a la primera encrucijada. A la altura de la campera Gapito tomamos un desvío (Izq.) y vamos en busca del arroyo fresnedales antes de llegar al asfalto ya en el pueblo del Pedrosu (460 m), una vez situados en el pueblo seguiremos el descenso por la carreterina estrecha y argayosa. El tránsito por el asfalto es muy cómodo y vistoso, hasta llegar al cruce con la carretera general PI-4 2,5 km más abajo.
Una vez en el cruce con la carretera general giraremos a la derecha hacia el Valle (244 m) (Espinaréu) siguiendo la carretera PI-4 otros 1.500 metros punto este donde termina la ruta.
NOTA: La ruta propuesta puede resultar dura debido a la adversa climatología que nos podamos encontrar y al fuerte ascenso y descenso a solventar, existe la posibilidad de acortar el recorrido a la altura de la cima o cota del Llanu Arbosu (1.268 m) ya que por esta cima se pasará en dos ocasiones. El descenso por la cuerda de los Pozales tendremos que tener precaución por el fuerte descenso a realizar.