ESTORBÍN DE VALVERDE (2.123 m) Y EL CUADRO (2.089 m)(ASTURIAS-LEÓN)

ruta-Tres-Concejos-Estorbin-Valverde-00057

Ocupando un total de 13.266 hectáreas de extensión localizadas en la zona sur de los concejos de Aller y Lena. En este espacio se encuentran un total de 15 hábitats y 11 taxones de interés comunitario, entre los que destaca la presencia del oso pardo, la nutria y el ciervo volante. Las montañas del alto Bernesga, que se fusionan con las montañas de Lena y Aller en los cordales de Payares y el Cuadro, tienen un abanico de posibilidades bastante desconocido, a mi parecer (debido en parte a la ausencia de roca caliza), que ofrece al montañero unos buenos paseos a caballo entre León y Asturias, con unas muy buenas vistas hacia Ubiña, Aller, Lena, Villamanín y Cármenes.

IBILIBIDEA /FITXA TEKNIKOA

ITINERARIO PREVISTO
La ruta que hoy proponemos nos lleva al norte de León. En concreto nos vamos a acercar a los Valles de la Tercia y Arbás, situados en el corazón de la montaña central leonesa, al este del Puerto de Pajares y haciendo límite con los Concejos de Aller y Lena, de la vecina Asturias. Dentro del espacio geográfico de estos dos valles leoneses se agrupan un total de 19 pueblos, todos ellos dentro del término municipal de Villamanín.
Para comenzar nuestra excursión tendremos que ir hasta la localidad de Pendilla, para lo cual dejaremos atrás la localidad de Pola de Lena, conectaremos con la N-630 a la altura de Campomanes para disponerse a subir el Puerto Pajares, pasando este continua hasta la población de Busdongo, a pocos Kilómetros encontraremos un cartel que os indicará Camplongo, Tonin, la Pendilla.
Algunos entienden que el nombre de Pendilla (“Pendiella”, según el diccionario geográfico-estadístico Madoz, de mediados del s. XIX) podría venir de pendiente o tierra pindia, pues es a partir de aquí donde el terreno llano da paso a la alta montaña. Por el contrario, otros consideran que este topónimo deriva del latín “Pendo” que significa crucificar. Y es que, según la leyenda, en este lugar los guerreros astures hechos prisioneros por el ejército invasor romano eran crucificados mientras cantaban himnos de victoria.
A la entrada del pueblo de Pendilla (1.314 m) hay buen aparcamiento y un panel que nos informa sobre la Ruta de la Carisa, tomamos la pista que sale a nuestra izquierda, cruzando inmediatamente el Arroyo de las Vegas. Seguiremos por la VIA CARISA, un camino cargado de historia que se adentra en Asturias desde la meseta castellana, atravesando la barrera montañosa de la Cordillera Cantábrica. El trazado parece que ya tenía un origen prehistórico, como lo atestiguan el buen número de castros que se localizan a lo largo de su recorrido, sobre todo en tierras cántabras. Al parecer su firme fue mejorado en el año 26 antes de Cristo por el general romano Publio Carisio (fundador de Emérita Augusta y gobernador de Lusitania) y posteriormente utilizado entre los años 16 al 14 a. C. por la Legio VII Gémina en su penetración a Asturias. Según parece, su destino era la costa cantábrica cruzando Mieres del Camino y prosiguiendo hacia Gijón (antigua Gigia) pasando por Olloniego, Oviedo, Lugo de Llanera y Veranes.
En la Edad Media fue también muy utilizado por los peregrinos a Santiago que desde León iban a Oviedo por este Camino del Norte, y como paso natural de comunicación entre las comarcas situadas a uno y otro lado de la sierra. Solo con la construcción, muchos años más adelante, de la carretera por el puerto de Pajares, este transitado camino quedaría en desuso. Hoy en día este trayecto ha sido recuperado del olvido al señalizarse por su trazado un sendero de largo recorrido (GR 100.1) que con 42 kilómetros de recorrido comunica Pendilla en León con Carabanzo o Moreda en Asturias
El camino discurre al principio con muy poca inclinación, pero a medida que va girando al NE por el Valle de Bustamores comienza a tomar pendiente en busca de una gran revuelta que nos orienta definitivamente hacia el norte, en busca de la Cochá o collado de Propinde (1.590 m). La vista se abre al norte donde apreciamos la extensa planicie central de Asturias limitada al oeste por la Sierra del Aramo y el Monsacro. Un panel doble nos informa sobre la situación y construcción de los Castros Celtas. Aquí se encuentra el límite con Asturias y será el punto en que deberemos abandonar el trazado de la VIA CARISA.
Tras abandonar la pista que finaliza en la aldea leonesa de Carabanzo después de recorrer toda la sierra de Carrocedo, remontamos la ladera del Tres Concejos invadida completamente por el brezo alto. Por allí sube una alambrada paralela a una senda que nos permite superar los primeros metros por una fuerte pendiente, un escueto sendero entre una línea de estacas divisorias. Algo de matorral bajo en esta zona, que en la parte media de este corto trayecto nos puede hacer dudar sobre el sendero que, hacia el NE, nos conducirá en poco más de kilómetro y medio hasta la cima del Pico Tres Concejos (2.014 m), que recibe esta denominación por ser el vértice de los concejos de Villamanín (León), Lena (Asturias) y Aller (Asturias). Desde la cumbre, si el día está despejado tendremos unas espléndidas vistas hacia Peña Ubiña y Peña Rueda. En la cima siguen las dos cruces metálicas: la grande en el suelo y la pequeña aguantando los hielos invernales y los calores del estío. Damos vista al naciente y a buena parte de los picos que vamos a ascender: el Pisones o Camparón, la arista rocosa de Reboqueras y Cueto de los Barriales, el Estorbín de Valverde, la cima del Pico Cuadro, el Cuérravo y el Cueto de Restiello encerrando entre todos el valle de Bustamores.
Continuamos el recorrido descendiendo por la ladera opuesta (oriental) hasta el cercano collado La Mortera (1.926 m) que atravesamos siguiendo un marcado sendero hasta situarnos en la base del pico Pisones o Camparón donde lo abandonamos para seguir monte arriba hasta alcanzar las peñas cimeras (2.042 m); buenas vistas. Al norte se extiende el valle del río Negro encerrado limitado por el Cordal de Carrocedo al oeste y la Sierra de Casomera (o de Cuaña) al este. La siguiente bajada nos deja en la Cochá Llana el Puerto (1.946 m). Un crestón baja del Reboqueras mientras la senda lo rodea para enlazar con la Cochá el Cuadro. La dejamos y cogemos otra que sube dejando las peñas a la derecha. Hacia la mitad, cruzamos la arista rocosa continuando la progresión en paralelo a las peñas o por la misma arista. La cumbre del Reboqueras (2.091 m) está señalada con un modesto montón de piedras; su alomada ladera sur contrasta con los escarpes verticales de la norte. Unos pasos en ascenso por el borde del precipicio nos dejan el cercano Cueto los Barriales (2.108 m) donde encontramos otro montón de piedras. Las vistas se extienden al este: el cercano Estorbín y la Sierra de Casomera (Cuaña, Cotón, Picos de la Liebre, etc) de la que se desgajan hacia el este los picos la Boya de Casomera y el Cueto la Boya que avanza después hacia el norte por la Sierra de Conforcos. Proseguimos hacia el este siguiendo la arista de la cordillera bajando al collado Estrella de Cuanya (2.042 m).
En este collado y para l@s intrépidos podrán desplazarse por la sierra Casomera para ascender a la Peña Cuaña (2.028 m) y regresar al collado Estrella de Cuanya (2.042 m).
Desde el collado con facilidad alcanzamos la cumbre del pico más alto de la zona (Estorbín de Valverde (2.123 m) donde, además de la cruz, han colocado recientemente un original buzón de montaña con dos pequeñas figuras de montañeros todo ello en acero inoxidable. La Sierra del Cuadro que estamos cresteando desde el Tres Concejos continúa hacia el sur por los picos Bolero y Aguazones que enlazan con la Sierra de Riaño y, más allá, con Peña Celleros y Pico Brañacaballo.
Regresamos al collado Estrella de Cuanya y faldeamos el Cueto Barriales hasta la cercana Cochá el Cuadro (2.015 m). Otra corta subida nos deja en la pequeña arista rocosa del Pico el Cuadro (2.089 m): al norte el valle de Bustamores que vamos rodeando y al sur el Valle del Cuadro que baja hasta Tonín de Arbás. Proseguimos la marcha descendiendo hacia poniente hasta el cercano pico Cuérravo (2.023 m) formado por tres montículos. Algo más abajo, donde la Sierra Blanca comienza el fuerte descenso, un gran montón de piedras señala el punto desde donde ya vemos la aldea de Pendilla. Descenderemos rápidamente por las despejadas laderas de los Sierros Negros (quemas antiguas las han dejado limpias) hasta el pequeño collado herboso de Sierra Bermejo (1.721 m) y ascender al Cueto del Restiello (1.813 m) la ultima cima del día.
Desde la cima del Cueto emprenderemos un fuerte descenso sin sendero ninguno hasta la entrada a la pista que baja a Pendiella, el terreno por el que realizaremos el descenso es un piornal bravo. Mientras bajamos, buscamos la forma de cruzarlo, tendremos que buscar la mejor opción hasta la pista que veremos un poco más abajo. Una vez situados en terreno más cómodo solo nos queda seguir la pista hasta el pequeño pueblo de Pendilla donde damos por finalizada la ruta.
NOTA: Una vez situados en la ultima cota del dia (Cueto Restiello) la bajada al pueblo de Pendilla es una auténtica jabalinada, incluso para llegar a la misma hay que atravesar un tramo con vegetación molesta. La mejor opción es realizar un brusco descenso desde el collado al valle de Bustamores.